A las 3 serán las 2

Cambio de hora: cómo aprovechar al máximo los sesenta minutos extra

Los relojes cambian el último domingo de cada mes de octubre. Este año a las 3 serán las 2 durante la madrugada del 26 al 27 de octubre. 

Chica durmiendo
Esta es tu oportunidad de entrar en una estricta rutina para dormir. / Pixabay

Cuando las hojas otoñales comienzan a caer, la hora cambia, los relojes retroceden, acortando y oscureciendo los días. La buena noticia es que conseguimos una hora extra muy necesaria para dormir más cuando los relojes retroceden.

El cambio ocurre durante el fin de semana cuando la mayoría de nosotros estamos dormidos, para que el cambio sea lo más fácil posible.

Cómo aprovechar al máximo la hora extra

Conseguir una hora extra para dormir suena como un buen plan, pero algunas personas pueden querer aprovecharla.

La experta en sueño de Dreams, la Dra. Pixie McKenna, conocida por sus apariciones en la televisión británica, ha compartido varios consejos sobre cómo aprovechar el cambio de hora al máximo.

Según cuenta la televisiva doctora al Daily Star, "una hora adicional de sueño puede tener una multitud de beneficios para mente y cuerpo, como, por ejemplo, aumentar la memoria, la capacidad de aprendizaje y reducir los niveles de estrés y la presión arterial.

La Dra. McKenna va más allá y asegura que "no deberíamos mantener este beneficio solo por una noche. Aprovecha la oportunidad para restablecer la forma en que te aproximas a la hora de acostarte, para asegurarte de que tener una hora extra de sueño de calidad no se limite a una noche del año".

Recomienda que “en primer lugar, no seas demasiado ambicioso ni te obligues a despertarte a tu hora habitual el lunes 29 solo para sacar una hora extra de trabajo o ejercicio. Disfruta de tu hora extra y de los beneficios que sientes al día siguiente. Esto debería motivarte para mantenerte comprometido con cuidar de ti mismo y de tu rutina de sueño todos los días".

Pixie también recomienda aprovechar la oscuridad para ir a la cama más temprano en lugar de quedarse más tiempo remoloneando por las mañanas. "Resiste la tentación de dormitar en el sofá y aprovecha para acostarte antes. ¡Te alegrarás de haberlo hecho al día siguiente!"

“Dentro de tu rutina, trata de incluir hacer algo relajante antes de acostarte. Toma un baño, lee un libro, o incluso medita. Al cuerpo humano le gusta la rutina, así que una vez que esté listo, le resultará más fácil quedarse dormido", asegura.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING