Sábado, 17.11.2018 - 04:29 h
Se puede combatir sin perder energía

La astenia otoñal: el cansancio que vuelve siempre durante el otoño tiene solución

Con el cambio de estación suele invadirnos una fatiga constante que impide descansar bien y concentrarnos en las tareas diarias.

Sueño
La astenia otoñal es un síntoma muy habitual del cambio de estación / Pixabay

Seguro que muchos ya lo han notado. En los últimos días, con el cambio drástico que han dado las temperaturas, se sienten más cansados, sin ánimos y sin fuerzas para afrontar las jornadas diarias. Algo que se intensifica los días de lluvia y que no tiene que ver con el descanso, sino con la llegada de la nueva estación. Se trata de la astenia otoñal, un 'mal' que nos puede dejar KO si no lo atajamos.

Principalmente, esta sensación de cansancio constante se produce por el cambio solar. Cada día hay menos horas de luz y el cuerpo lo nota. Esto sucede porque las hormonas que se encargan del funcionamiento del cuerpo no siempre se adecúan bien a los cambios de luz, temperatura y horarios. De ahí que nos sintamos más cansados cuando cambian las estaciones porque no conseguimos adaptarnos a este cambio, dormimos peor y notamos una fatiga constante que nos impide concentrarnos bien en nuestras tareas diarias.

Este cansancio no dura mucho. Unos días o semanas hasta que el cuerpo se ajusta con los nuevos hábitos. Pero a veces cuesta más, por eso hay una serie de trucos o consejos que pueden ayudar a combatir la astenia y que sus efectos duren menos. Y aunque se piense que lo mejor que se puede hacer es dormir más, estamos equivocados.

Porque lo fundamental para acabar con la astenia es llevar una correcta alimentación. Si adoptamos una dieta rica en vitaminas, fibras y proteínas podremos acomodarnos mejor al otoño, sobre todo porque necesitamos tener más defensas -los resfriados y gripes son muy habituales en esta época-, algo que podemos conseguir a través de la fruta y la verdura. Por otro lado, incluir proteínas en nuestra alimentación ayuda al sistema nervioso y también a tener más energía. 

Por suerte, los alimentos típicos del otoño ayudan a conseguir estos beneficios, por lo que es conveniente comer calabaza, setas, mandarinas o granadas. Así como algunos fruto secos, como la castaña. Y, lo más importante, hay que dejar de lado el alcohol y el tabaco. Igualmente, hay que intentar que las comidas sean más ligeras e ingerir mucha agua. Para quien le cueste esto último, puede incluir fruta exprimida en el agua para que le sea más fácil tomarla.

También hay que disfrutar del poco sol que haya, por lo que hay que procurar salir a la calle en las horas principales del día para aprovechar todas las vitaminas y energía que da el astro. Además, potencia la segregación de la serotonina, la llamada 'hormona de la felicidad'. 

Una buena ayuda para sentirnos menos fatigados es hacer deporte. Algo que no es contraproducente aunque lo pueda parecer, porque al hacer ejercicio se liberan endorfinas que nos hacen sentir mejor y ayuda a recuperar la vitalidad. Además, nos ayuda a dormir mejor, que es una de las claves para sentirse despierto y con fuerza cada mañana. 

Por último, y no menos importante, hay que pensar que la astenia se pasa y que se trata solo de una época que no tiene nada que ver con el ámbito personal, sino que es física y a muchas personas les pasa. Si pensamos que es pasajero y nos centramos en los objetivos o metas marcadas para los próximos meses, la astenia durará un suspiro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios