Domingo, 05.04.2020 - 15:04 h
Crisis del coronavirus

Compra online: qué supermercados aún reparten a domicilio y cuáles no lo hacen

La crisis del coronavirus ha evidenciado los problemas de la mayoría de las tiendas en su canal digital, que se ha visto sobrepasado por la demanda.

Tienda de la cadena de supermercados
Compra online: qué supermercados aún reparten a domicilio y cuáles no lo hacen. / LIDL - Archivo

La crisis del coronavirus ha acelerado el paso de la compra en tienda física al online en los supermercados de España. Al mismo tiempo, ha evidenciado el grave problema que tienen la mayoría de las empresas para surtir a sus clientes a través de este canal, con retrasos generalizados y, en algunos casos, la cancelación temporal del servicio a domicilio. No en todos los casos se puede hacer frente a la altísima demanda que vive estos días el sector de la alimentación y, por eso, cada gran superficie ha optado por una solución particular.

Mercadona

El líder del sector de la alimentación en España ha decidido cerrar temporalmente el servicio de compra online y el de entrega a domicilio, a pesar de ser una de las puntas de lanza en el plan estratégico de la compañía de Juan Roig para los próximos años. En estos momentos se encuentra reestructurando su plantilla para ampliar el número de trabajadores en sus almacenes, para poder "garantizar el abastecimiento" mientras dure la crisis. Además, aunque sus tiendas siguen abiertas, han restringido el horario de apertura de 10 a 19 horas.

Carrefour

Carrefour  ha empezado a discriminar a sus clientes para ofrecer servicio online solo a los que considera "prioritarios", es decir, personas mayores, personas con movilidad reducida, personas con discapacidad y personas en cuarentena. Trata así de evitar el colapso del servicio, solicitando información y documentación acreditativa en cada caso. El plazo de entrega sigue siendo de entre 48 y 72 horas, como venía ocurriendo desde antes del estallido de la crisis del coronavirus, mientras que la tarifa por el servicio es de 9 euros, de 6 euros si es una compra entre 90 y 120 euros, y completamente gratis si supera esos 120 euros.

Dia

El grupo Dia mantiene abierto su canal de compra online y la entrega a domicilio. Sin embargo, el plazo para recibir el pedido es de al menos una semana y ni siquiera en los códigos postales más céntricos de Madrid puede hacer frente a la creciente demanda de productos. Es uno de los servicios más baratos en la actualidad, ya que los gastos de envío son gratis a partir de 50 euros (para cantidades inferiores, hay que añadir 6 euros a la factura). Actualmente reparte en franjas de dos horas (hasta las 21 de la noche) y se ha reforzado el protocolo de prevención sanitaria del personal que prepara el pedido como de los repartidores, que en todo momento utilizar guantes de vinilo.

El Corte Inglés

La popular cadena es otra de las que mantiene el servicio online en pleno funcionamiento durante esta crisis. Es una de sus grandes bazas, ya que se ha visto obligada a cerrar todos sus centros en España a excepción de sus supermercados. En este sentido, además del servicio online, ha reforzado el personal en sus dos números de teléfono para realizar la compra (productos de supermercado: 901 930 930; otro tipo de productos: 900 533 433). Cabe recordar que los gastos de envío son gratis a partir de 120 euros o por encima de los 100 euros si se dispone de la tarjeta de El Corte Inglés. El pedido mínimo es de 20 euros y también existe la posibilidad de ir a recoger el pedido al párking del centro seleccionado directamente desde el coche.

Eroski

Otro de los supermercados en los que es posible efectuar la compra online es Eroski, donde el envío es gratuito por encima de los 140 euros y el importe mínimo para el resto es de 3,95 euros (aunque puede aumentar dependiendo del día y la franja horaria escogidos). La cadena realiza entregas de lunes a sábado en franjas de dos horas de 10 a 21 horas, exactamente igual que Dia. El problema es que la entrega, habitualmente disponible en 24 horas, puede retrasarse en áreas como Madrid.

Lidl

Lidl también continúa con su servicio habitual de envío a domicilio, si bien no es de los más económicos: no existe cantidad mínima para que salga gratis, por lo que siempre se han de pagar 3,99 euros de gastos de envío (y suplementos para productos pesados o voluminosos). El tiempo de entrega puede llegar a los tres días o incluso más, dependiendo del nivel de saturación del canal online durante la crisis del coronavirus.

Alcampo

Alcampo sigue manteniendo el servicio online con unos gastos de envío de 9,90 euros. Si te parece un precio excesivo, siempre puedes optar por la opción de recoger el pedido en tienda, lo que también acarrea un coste de 3,90 en concepto de preparación, pero asegura poder recogerlo en dos horas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING