Gadgets

A la última en esquí: realidad virtual en el casco, sensores para evaluar la bajada...

Localizadores por satélite, gafas de Realidad Aumentada o profesores en forma de pequeños dispositivos se unen a la maleta para la nieve.

Esquí
Sensores que ayudan a analizar el descenso y la técnica del deportista / Carv

Los amantes de la nieve empiezan a estar de enhorabuena. Un total de 16 estaciones de esquí españolas estarán abiertas durante este fin de semana, con una oferta de 463 kilómetros de pistas, unos 60 más que el pasado fin de semana. La realidad aumentada o el internet de las cosas lleva ya tiempo adueñándose de la maleta de muchos de los apasionados del esquí. Para poder ser uno de ellos recopilamos lo último en gadget de nieve. 

Casco Rideon Mohawk (por 1.250 euros) 

En un futuro cercano, la Realidad Aumentada será omnipresente y tendremos información extra de todo lo que miremos. Ride On adelanta posibilidades en sus cascos y gafas. Con la integración de una pantalla y funciones para las que se suelen usar otros complementos. Graba vídeo y hace fotos como una cámara independiente. Incluye micrófono y auriculares para escuchar música o comunicarse. Además de proteger la cabeza y, en especial, los ojos. Aunque lo más espectacular es toda la información que ofrece sobreimpresionada. Hasta con juegos en el mundo real y videoconferencia.

Casco Rideon con Realidad Aumentada
 

Reloj Garmin Fénix 5 plus (por 799,99 euros)

Para aguantar las inclemencias del tiempo y algún que otro golpe, un reloj de muñeca debe ser duro. Esto es lo que prometen muchos modelos, pero este de Garmin tiene algunas características que añaden valor al producto. Como los tres tamaños de su carcasa para adaptarse a gustos y muñecas. Pero, sobre todo, funciones como la pulxiometría, que muestra el nivel de saturación de oxígeno en sangre. No falta el sensor de localización multisatélite (GPS, GLONASS y Galileo), reproductor de canciones con conexión Bluetooth, altímetro o posibilidad de pago con Garmin Pay.

A diferencia de otros productos, este de Garmin muestra mapas en su pantalla. Sustituye a un móvil en muchas de sus funciones. Las aplicaciones integradas incluyen información sobre los desniveles, control del sueño o métricas para diferentes deportes, con accesorios especiales para actividades muy específicas.

Calentador de manos Zippo (desde 29,90 euros)

Para los más clásicos, se trata de una versión totalmente analógica de los calentadores eléctricos. Este producto del fabricante de mecheros funciona gracias a la combustión del combustible que se añade y su calor puede pasar de las 12 horas. Está disponible en varios tamaños y acabados.

En el lado de la tecnología, el mismo fabricante compite con los calienta manos electrónicos. Gracias a los llamados “heatbanks” que son recargables y aguantan entre tres y seis horas. Sin humos y con funciones extra, como la posibilidad de cargar dispositivos electrónicos por sus puertos USB.

Calentador de manos ZIPPO
 

Smartphone Cat s61 (desde 999 euros) 

Diseñados para soportar condiciones laborales extremas, los modelos de CAT son de lo más apropiado para un uso a baja temperatura o con riesgo de caídas. De ahí que este modelo funcione a 25 bajo cero y se pueda sumergir durante más de una hora a un metro de profundidad. La autonomía en llamadas de voz puede alcanzar 35 horas, aunque incluye de serie una batería de 10.000 mAh que puede multiplicar esta casi por tres.

Sensor Carv (desde 249 euros)

Internet de las cosas es un término que no para de crecer. Con productos como estos sensores que ayudan a analizar el descenso y la técnica del deportista. Su diseño se adapta a las botas de los esquiadores y una aplicación para el móvil hace las funciones del profesor. Además, ofrece comandos de voz que pueden ayudar a mejorar en tiempo real.

Sonsor CARV
 

Piq Bot Sensor (desde 198 euros) 

Tanto para esquí como snowboard, este pequeño dispositivo puede hacer las funciones de profesor. Con una trayectoria de tres años en el mercado, PIQ ha cautivado a muchos profesionales. Que ven sus descensos y actividades reflejadas en un completo estudio. Puede analizar hasta los saltos, con posibilidad de enfrentar la ejecución con otros deportistas de todo el mundo. Los datos registrados incluyen el ángulo de las tablas sobre el terreno, la distribución del peso, la fuerza ejercida, velocidad y el ritmo. Estos se reflejan en una aplicación que permite analizar todo lo que se haga sobre la nieve.

Piq Bot Sensor
 

Cámara Go Pro Hero 7 black (desde 429,99 euros)

El tope de gama en cámaras Go Pro de 2018 es este modelo que presume de estabilización en la imagen. Es decir, a pesar de que el movimiento sea extremo y las vibraciones arruinen muchas grabaciones, esta cámara no se inmuta. El sistema se basa en un hardware de última generación y un software que mejora con cada nueva versión. El resultado es espectacular, mientras que se han integrado elementos que eran opcionales en modelos anteriores. Go Pro Hero 7 Black se puede sumergir a 10 metros sin accesorios. Obedece a comandos de voz para empezar a grabar o tomar fotos. El color y definición son más espectaculares, con resolución hasta 4K a 60 imágenes por segundo. Además de haberse mejorado el software para móviles, de manera que todo es más inmediato y profesional que nunca con Go Pro.

Cámara Go Pro
 

Ahora en Portada 

Comentarios