Una ciudad siempre interesante

24 horas en el viejo Bilbao, renovado y joven como nunca antes lo habías visto

Hoy la capital de Vizcaya es una de las ciudades más limpias, azules y brillantes gracias a una profunda renovación de su casco antiguo.

Imagen de la bella Bilbao.
Imagen de la bella Bilbao.

Cuando se habla de ecologismo y sostenibilidad y de como se deteriora el planeta y de que cada vez es más difícil mantener la esperanza de disfrutar de un planeta limpio y verde en el futuro, recordamos la imagen del Bilbao de los años 80, una ciudad apagada y contaminada, ahogada en su propio desarrollo industrial que había teñido de marrón las aguas de la ría, de gris metálico sus cielos y clavado carteles en sus playas con el mensaje “ Prohibido bañarse, playa contaminada”. Hoy Bilbao es una de las ciudades más limpias, azules y brillantes. Una profunda renovación que ha llevado al viejo Bilbao a mostrarse más joven que nunca.

Sí la ría con el colosal Museo Gungennheim es la estrella, el icono y el reclamo de una ciudad en la vanguardia; Bilbao La Vieja es el barrio más moderno, dinámico, abierto y en constante ebullición. Si antes era incluso era peligroso hacer una incursión en esta zona, hoy es uno de los barrios más atractivos, modernos y bohemios de la ciudad. Y es que La Vieja o San Francisco, está apenas a un puente del Casco Viejo de Bilbao.

09:00h Bilbao, como todas las ciudades volcadas al mar, nacieron en torno al puerto, aunque en este caso sea una ría; por eso proponemos comenzar el día en torno al puerto desayunando en el bar Marzana, toda una institución en la zona. Gente joven de tribus urbanas y clientes de toda la vida conforman un ambiente único.

09:30h Sobre la misma plaza de Marzana, que ejerce como centro neurálgico del barrio, marcado por tres puntos cardinales: El mercado de Atxuri, bien provisto de productos locales, la iglesia de San Antón y las escalinatas de piedra que como línea de fuga anima a perderse por las calles que se encuentran a la espalda a la ría.

10:00h Por el mismo paseo de la zona portuaria que un día servía como frontera invisible entre la margen izquierda obrera y la contraria más pudiente, podemos pasear y recorrer la ría arriba y abajo a la sombra de la vereda de árboles, animadas terrazas y las fachadas de casas pintadas de colores pastel que dan vida e iluminan el barrio.

11:00h Una de las mejores fotografías de la ciudad es la que se toma desde el Puente de Cantalojas, sobre las vías del tren, con una de las mejores perspectivas de la zona vieja. Una zona recientemente engalanada de tiendas de ropa, bares y terrazas, profesionales liberales que buscan en la zona un lugar donde establecer sus despachos, incluso alguna librería.

11:30h Arte Callejero. Para todos aquellos que pensamos que el Graffiti bien entendido, es puro arte, La Vieja, es un auténtico museo al aire libre. Un recorrido por los murales más impactantes de la ciudad que comienza por la calle Urazurrutia, sigue por Iturburu y Bilbao la Vieja, en dirección a San Francisco, pase por la Plaza Corazón de María, Cortes, Concepción y Olano, hasta la calle Mena ¡Auténtico Arte Callejero!

13:00h Un aperitivo de estilo gallego. La Pulpería Florines es uno de los establecimientos con más solera y gancho del barrio. Su tradicional pulpo a feira y los pimientos de Padrón constituyen una oferta irresistible a la hora del aperitivo.

14.00h Comer en Mina. Aunque hay restaurantes con menús del día más asequibles como el de Ágape, uno de los más concurridos en el barrio; recomendamos La Mina, un menú de 7 pasos por 60€ suponen todo un homenaje gastronómico.

17:00h Galería y arte contemporáneo. Ahora sí, arte circunscrito a las cuatro paredes de la galería Aldama Frare. En un viejo edifico de primeros del Siglo XX, totalmente rehabilitado, se ha recuperado el espacio para promocionar el arte contemporáneo fundamentalmente de artistas locales emergentes.

19:00h Es hora de comparar La Vieja con Lo Viejo adentrándonos en el Casco Viejo. Un entorno delimitado por las famosas siete calles que hacen de este área, el núcleo más auténtico y que mejor define la ciudad. Desde el Teatro Arriaga a la Plaza Nueva, la Biblioteca de Bidebarrieta a La Bolsa, desde la Catedral de Santiago al resto de iglesias que prestan escolta.

Ahora en Portada 

Comentarios