Gastronomía

Sencillos consejos para hacer la tortilla de patata perfecta (más allá de los gustos)

Huevos, patatas y cebolla son los ingredientes básicos de la tradicional receta de tortilla de patata o tortilla española.

Cómo hacer la tortilla de patata perfecta
Junto con el gazpacho y la paella, es uno de los platos más conocidos de nuestra gastronomía. / Freepik

La tortilla de patata es una de las comidas más conocidas y emblemáticas de la cocina española. Los cinco ingredientes básicos para elaborarla son huevos, patatas, cebolla blanca, aceite de oliva virgen y sal. Pero, a pesar de su aparente simplicidad, hay tantas tortillas de patata como casas, restaurantes y bares que hay en España, ya que a cada persona le gusta de una manera diferente: con cebolla o sin cebolla, bien cuajada o menos hecha y más jugosa… Pero, a pesar de que la mejor tortilla de patata depende del gusto de quien la coma, las siguientes normas o consejos pueden ayudar a conseguir la perfecta:

El primero es que la proporción entre huevo y patatas sea la correcta, y la recomendación estándar es un huevo grande por cada cien gramos de patatas. En caso de duda, siempre es mejor poner un huevo de más que de menos.

Es muy importante la sartén que se utilice. Debe ser honda y con el antiadherente en buen estado para que la tortilla no se pegue, por lo que los que saben recomiendan tener una sartén que solo se emplee para hacer tortillas y huevos fritos.

Los huevos se deben batir poco para que la tortilla sea más jugosa. Aunque hay cocineros que tienen otros trucos para que el resultado sea una tortilla esponjosa, alta y jugosa, como poner una pizca de levadura en polvo a la hora de batir los huevos o añadir un chorrito de leche a los huevos batidos.

Al cortar las patatas, lo mejor es hacerlo en trozos pequeños y desiguales para que al freírlas queden más doradas por un lado que por otro. Y se deben freír en aceite caliente, primero a fuego suave y después dorando la mezcla a fuego fuerte.

Respecto al aceite que se debe utilizar, se recomienda un aceite de oliva suave en lugar de usar aceite virgen extra porque anularía el gusto de la patata. Y en cuanto a la sal, siempre se debe utilizar fina, y es mejor salar las patatas una vez que estas estén fritas.

Uno de los pasos más importantes es mezclar la patata y el huevo. Antes de incorporar la patata al huevo batido se debe escurrir todo el aceite posible.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING