Alternativas para calmar la sed

Estas son las bebidas (sin alcohol) más refrescantes para sobrevivir al verano

Las altas temperaturas hacen que estemos sedientos la mayor parte del día, y para refrescarnos hay más opciones que el agua.

limonada
La limonada es una de las opciones favoritas en verano / Pixabay

Verano es sinónimo de calor. Y calor es sinónimo de sed. En esta época del año, la necesidad de beber es aún mayor que la de comer, pues las altas temperaturas provocan la pérdida de apetito y aumentan la sed, ya que el cuerpo necesita un plus de hidratación. Es más, los expertos y nutricionistas recomiendan beber constántemente aunque no se tenga sed para mantenerse bien hidratado, pues cuando sentimos ganas de beber es porque comenzamos a deshidratarnos.

Si bien a muchos les cuesta beber agua o les resulta pesado para el estómago, por lo que la tarea de la hidratación se les hace muy cuesta arriba. Pero hay solución. No solo de agua podemos mantenernos en verano. Existen opciones refrescantes y más ricas que pueden ser perfectas para sobrevivir al verano. Y sin incluir una gota de alcohol, por lo que son perfectas para beber entre horas.

La primera, y más habitual, es la limonada. Algo tan simple como añadir limón y algo de azúcar al agua puede ser la solución perfecta para beber sin cansarse, ya que tendrá un sabor muy apetecible. De hecho, durante todo el año mucha gente toma el agua con limón porque le resulta más agradable. Pero no hablamos de las típicas bebidas carbonatadas para recuperar después de hacer deporte. Se trata de las limonadas caseras que podemos hacer nosotros mismos en una cubitera llena de hielos y que serán el acompañamiento perfecto de las tardes de piscina.

Otra alternativa que también puede contener limón es el té helado. Y en este caso también lo podemos preparar en casa. Simplemente hay que hacer el té y meterlo en una cubitera con hielo. Se puede aderezar con limón y azúcar, como decíamos, y hacerlo mucho más apetecible. Y, de nuevo, insistimos en la conveniencia de realizarlo en casa y no comprar el producto de lata, pues será mucho más saludable ya que no contendrá tanto azúcar.

Te helado
El té frío es otra opción para hidratarnos en verano / Pixabay

También son muy socorridos los granizados, que se pueden hacer con absolutamente todo. Si se tritura fruta en una licuadora y se añade el hielo triturado podemos hacer granizados de diferentes sabores que no solo hidratarán, sino que también nos aportarán nutrientes. Así como los smothies que ya son tan habituales, a los que también se puede añadir hielo para que estén más frescos.

La sangría es una de las bebidas favoritas del verano, o el llamado tinto de verano, pero contiene alcohol y no es lo mejor para el día a día. No obstante, hay una forma diferente de prepararla para que no haya necesidad de tomar alcohol, y es sustituir el vino por mosto de uva y mezclaro con arándanos machacados, dándole un sabor similar al vino sin una gota de alcohol. De este modo, la sangría será apta para cualquier momento del día.

Estas son las bebidas (sin alcohol) más refrescantes para sobrevivir al verano

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios