El restaurante del chef Javier Rodríguez en León

Delirios, tapas de locura 

Sus precios son imbatibles: menús gastronómicos de 18€ y otro por 37€.

Delirios

León es una ciudad con una gastronomía que, más allá de los tópicos típicos como El botillo o las tapas del Húmedo (a precios irreales para un madrileño), resulta tan sorprendente como desconocida, o precisamente por eso, por la lejana equidistancia es tan especial cuando se prueba. Desde los tomates de Mansilla de las Mulas, carnosos, de piel fina, casi transparente y su textura de aparente madurez; el puerro de Sahagún, grueso y dulce o la excelente carne de buey del Valle del Esla; son muchas veces un gran desconocido pero de una calidad gastronómica que roza la excelencia. Las nuevas aperturas que han dinamizado el sector, han renovado y rejuvenecido la gastronomía local. Delirios es el restaurante del chef Javier Rodríguez uno de los puntales de la cocina de la ciudad.

Desde el centro de la ciudad, a la sombra de la vieja Catedral cuyas imponentes vidrieras juegan con los efectos que las diferentes luces del día proyectan sobre el altar; Javier ha trasladado su restaurante a unos pasos de la Casa Botines, expresión del modernismo, diseño de Gaudí con la que la cocina de Delirios sin duda, se siente más identificada. En esta nueva ubicación, más funcional, más amplia y grande Javier puede jugar con tres espacios principales: barra, sala y reservado. Su decoración industrial, es funcional y efectista, impactante y acogedora, en la que las maderas, el hierro y los cristales; juegan entre sí para provocar el clasicismo centenario del edificio en que se alberga. El jardín vertical del que cuelgan plantas, aligera el tono industrial del edificio y su decoración.

El rótulo, Delirios, que encaja sobre el dintel de entrada porque su cocina es la más moderna y atrevida de la ciudad, porque sus precios son imbatibles, porque sus menús gastronómicos de 18€ y otro por 37€, son un alarde de cocina, un punto atrevida para llamar la atención, pero más seria de lo que podría parecer en un primer momento y, sobre todo porque Delirios es un espacio para comer rico y divertirse con los trampantojos que idean para que su cocina resulta novedosa en su planteamiento para los parroquianos y visitantes.

Tanto en la barra, de originales planchas como en sus mesas altas, propone una pequeña carta de una decena de pinchos y tapas de nivel. A modo de ejemplo, un foie micuit muy rico, una carne roja de picaña intensa, unos garbanzos salteados con langostinos, o el huevo a baja temperatura y cremoso de patata. La cecina, el producto icono de León con pan y mermelada de tomate verde. Además, una carta de veinte vinos por copas, muchos de El Bierzo, más de una docena de cervezas artesanales y varios vermú.

Javier, como tantos otros cocineros han replanteado el uso de la carta, para proponer dos menús con platos que cambia cada quince días. El menú Delirios se compone de cinco platos y está disponible de martes a viernes al mediodía por 18€. Incluye platos tan apetecibles como el lingote de pollo asado con cerveza tostada y patatas; o el arroz meloso de hongo y queso curado.

El otro menú, el gastronómico, incluye dos platos más (un salado y un postre) y tiene un precio de 37€. En este menú propone platos como el bocadillo de cecina de León con mermelada de tomate, un tartar de salmón con vinagreta de encurtidos, gazpacho de caquis y albahaca y de postre la manzana asada con chocolate blanco y queso azul.

Delirios

Calle Ramón y Cajal número 5
León

Ahora en portada

Comentarios