Toma nota

Los mejores Brunch de Madrid y siete planes para vivir un domingo perfecto

Brunchear es levantarse tarde y acometer el día de forma relajada, uniendo desayuno y comida, para ganar el tiempo perdido al reloj.

Brunch
 

El brunch, ese termino anglosajón que se asocia no ya sólo a un desayuno tardío o un almuerzo temprano, para los fines de semana, sino que es la base de toda una forma de entender y encarar el domingo y que sus numerosos seguidores han castellanizado y que ya denominan como brunchear. Brunchear es levantarse tarde y acometer el día de forma relajada, uniendo desayuno y comida, para ganar el tiempo perdido al reloj, y hacer todas aquellas cosas que deseas hacer el resto de la semana y no puedes: Visitar exposiciones, asistir a un concierto, o simplemente pasear.

Hotel Santo Mauro
Calle Zurbano 36
Santo Mauro

Esta es nuestra primera opción de cara a la primavera. No existe otro jardín tan espectacular y tranquilo como este en el centro de Madrid. Además, el precio del brunch es de lo más competitivo si atendemos al lugar en el que se sirve y la calidad y cantidad del mismo. Cinco entrantes y cinco platos principales que completan uno de los mejores brunch de la ciudad. Desde los clásicos huevos benedictine a un excelente roastbeef, acompañados de un bloody Mary, no tienen rival.

Plan. Hacerse con unas cuantas revistas de esas que tiene pendiente de ojear y tras disfrutar del brunch, acomódese para leer relajadamente,, escuchar música en directo y beber champán tranquilamente. Después puede acudir paseando hasta el cercano Museo Sorolla y deleitarse con las mejores pinturas del pintor de la luz.

Hotel Orfila
Calle Orfila 6
Orfilia

Dos son los motivos que de cuando en cuando nos arrastran hasta el hotel Orfila: La primera la elegancia de los salones y el encantador jardín del único Relaix Chateaux de Madrid; la segunda, la cocina del dos estrellas Michelin Mario Sandoval. Su brunch es gastronómicamente el mejor de la capital. Un gran buffet de bollería excepcional y panes artesanos, ibéricos y un plato principal a elegir entre un arroz meloso de setas, una hamburguesa deliciosa o un taco de rabo de toro, entre otros. Para beber champán Taittinger.

Plan. De un paseo por la calle más comercial de la capital, la calle Serrano y sus tiendas de primeras firmas, tome un helado en Rocambolesc en El Corte Inglés, llegue hasta Platea Madrid y visite Gold Gourmet encontrará la mejor verdura, hortalizas y producto de temporada para adquirir y llevar a casa para la cena.

La Carmencita Bar
Calle San Vicente Ferrer 51
La Carmencita Bar

De entre los brunchs digamos populares, nos quedamos con el que se sirve aquí desde hace muchísimos años. Es tal su fama que es necesario reservar mesa. Su propuesta va desde una amplia gama de huevos benedictine en diferentes recetas a unas señoras hamburguesas. Si lo acompañas con un bloody Mary, el brunch es perfecto.

Plan. Una visita a la exposición de ilustraciones del Museo ABC y una obra de teatro en el Centro Conde Duque.

Fonty
Calle Castelló 12

El local original en la calle Castello, junto al Parque del Retiro incorporó ya hace unos años uno de los brunch más apetecibles de Madrid, y con el que completaba su oferta de dulces (uno de las mejores reposterías) y su carta de salados para dar de comer entre semana. Marie, chef y dueña, nos propone elegir entre el menú que incluye hamburguesa o el de los huevos Benedictine.

Plan. Un paseo para activar el cuerpo atravesando el Retiro y llegar hasta el Museo Thyssen para visitar cualquiera de sus siempre interesantes exposiciones temporales.

Arzabal
Calle de Santa Isabel, 52

Desde la original y primigenia Taberna Arzabal han ido extendiendo sus tentáculos por toda la ciudad. Hace ya tres años que montaron una de las terrazas más espectaculares e insospechadas de la ciudad, dentro del Museo Reina Sofia. Una gran carta a base de ensaladas, pastas, sopas y hamburguesas completan un gran brunch.

Plan. Un paseo para activar el cuerpo atravesando el Retiro y llegar hasta el Museo Thyssen para visitar cualquiera de sus siempre interesantes exposiciones temporales.

El Escondite de Villanueva
Calle Villanueva 26
El Escondite de Villanueva

En la calle Villanueva el Brunch de El Escondite es uno de los establecimientos del Barrio de Salamanca en los que saciar el hambre de domingo con platos como los huevos Jalisco, con pico de gallo y guacamole y los New York con mollete de Antequera, French toast con sirope de arce y una tarta de zanahoria con helado de galleta y chocolate blanco, especial para golosos. Mojitos y Bloody Mary para acompañar.

Plan. Acérquese a la librería Los Editores en la calle Gurtubay, disponen de un fondo editorial muy interesante de sellos independientes. Después acérquese hasta la calle Villalar para comprar una botella de vino de Madrid para la cena, en Las Carboneras de Lu.

Pipa & Co
Paseo de la Habana, 105
Pipa&Co

Tanto en su interior, como en la agradable terraza de Pipa & Co, french toast con sirope de arce, sus particulares huevos benedictine con aguacate, jamón ibérico y salsa holandesa, o la hamburguesa Pipa de ternera, boletus, queso idiazabal y piquillos.

Plan. Un paseo para bajar el brunch hasta la librería Lé en el Paseo de la Castellana, más de 500 M2 de libros de todos los formatos, temáticas y autores. Después junto a la Plaza Castilla, visitar las siempre interesantes exposiciones del Canal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios