Toma nota

Los siete bocatas irrepetibles de España

Entre pan y pan cabe casi cualquier cosa pero hay que tener arte para hacer de un simple bocadillo un manjar. 

bocdillo

¿Alguien imagina un bocado más apetitoso que un buen bocata? Un buen pan artesano, con la corteza crujiente y una miga en la que frotamos tomate de huerta con sabor y rociamos con un chorrito del mejor aceite de oliva virgen extra y entre medias de ambas rebanadas colocamos unas cuantas lonchas de un jamón de bellota ibérico, no tiene igual. Y es que entre pan y pan cabe casi cualquier cosa. Sólo con un poco de imaginación y buenos ingredientes, se puede hacer un gran bocadillo.

Bocata Camarena de Bar Central (Mercado Central, Valencia)

El Bar Central de Camarena en el Mercado del mismo nombre, no sólo es el mejor bar de España por su emplazamiento en el que pasa por ser el Mercado de Abastos más bonito de España, si no que la calidad de su propuesta es única. Su barra es prodigiosa y si su carta incluye una de las mejores ensaladillas, croquetas y buñuelos que pueda probar, sus bocadillos son excepcionales en contenido y tamaño. El Ricard Camarena, de lomo, cebolla, mostaza y queso o; el Canalla, de morcilla picante, revuelto y pimiento encurtido. Dos elecciones imbatibles para el almuerzo.

Bocata de ternera asada en Mesón Borleña (Crta Burgos-Santander, Borleña)

Poco antes de empezar a enfilar la ascensión al Puerto del Escudo desde Santander para llegar a la Meseta, encontramos un rótulo que indica que estamos en Borleña, aunque no veamos otro indicio de civilización que el Mesón a pie de carretera. Durante los años hemos ido comprobando la evolución de este establecimiento en el que el matrimonio formado por Begoña y Domingo han primero, heredado el negocio, han renovado el establecimiento y han modernizado su cocina para hacerla muy atractiva.

Su ternera guisada sigue siendo un referente. La más tierna y sabrosa que hayamos probado. En bocadillo es espectacular. Merece una parada.

Chapata de butifarra con tomate en La Garriga (Mallorca 272, Barcelona)

Una chacutería de toda la vida, que nació en Barcelona y que desde su establecimiento ya histórico en el Paseo de la Castellana en Madrid han ido ampliando locales hasta la media docena actual repartidos entre Barcelona y Madrid. Su embutido y sobre todo el catalán es excepcional. Sus bocatas en pan de chapata con tomate y butifarra blanca o negra es un manjar.

Bar del Mercat Central (Mercat Cental Castellon)

El establecimiento de la familia Bonet, en la que ahora tras décadas en el que oficiaba en solitario Pepe, sus hijos Silvia (química) y Emilio (Agonómo) han tomado las riendas del negocio y siguen abriendo a primera hora de la mañana para servir los primeros cafés del día a sus colegas del mercado y continuar con el almuerzo a media mañana y hasta la comida. Sus bocatas en pan de ‘pito’ pueden ser de cualquier cosa, pero todos están de muerte. Bacalao y tomate, longaniza y pimiento dulce, tortilla de calabacín. Los sábados a partir de las 12h bocatas y música en directo.

Bocata de roast beef en La Casa Encantada (San Lorenzo 9, Madrid)

José Antonio del Pozo, uno de tantos venezolanos que han buscado refugio de la opresora dictadura de su país, ha reproducido en Madrid la propuesta del local que tuvo que cerrar en su Venezuela natal ya que además de la inseguridad era casi imposible abastecer la cocina de su bar. Hoy ofrece una carta con una docena larga de bocadillos difernetes, cuyo pan terminan de hornear en casa. Aquí el tamaño sí importa, son bocadillos XXL. Excelentes el de 'roast beef' de ternera que se hace en el horno a baja temperatura durante muchas horas, y se pasa por la plancha, antes de cortarlo a cuchillo en finísimas lonchas. El Clásico con cebolla, alfalfa, queso idiazábal y salsa de queso, es tremendo.

Bocata de tortilla francesa con pimiento verde en El Porrón Canalla (Calle Ballesta, 2. Madrid.)

Juanjo propietario de La Tasquita de Enfrente abrió hace medio año largo esta nueva experiencia con “bocadillos de madre” acompañados de una antigua pero divertida forma de beber: El Porrón. En muchos casos los bocadillos llevan la firma del proveedor del género como tarjeta de presentación. El de tortilla, un punto jugosa, con pimiento, recuerda las cenas de los domingos en casa.

Sándwich de pastrami de Canalla Bistro (Maestre Josep Serrano, 5, Valencia)

Canalla Bistro es el resumen de los bocados que Camarena ha ido probando y le gusta seguir probando en sus viajes por el mundo. El de Pastrami no es un bocata al uso, es un sandwich el típico neoyorquino y en principio muy alejado de nuestra cultura; pero que Camarena tras meses de pruebas logró reproducir elaborando el mejor sandwich de pastrami que se pueda probar. ¿El resultado de tanta prueba? Un sándwich gourmet, deli, rico, atractivo y ‘carnal’, en el que el pastrami se desborda por entre unas crujientes rebanadas de pan integral.

Los siete bocatas irrepetibles de España

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios