Recomendado

Siete bares de pintxos míticos en Donosti
(Parte II)

Recopilamos ahora esos bares míticos que se conservan en la memoria por haber estado en lo viejo ofreciendo sus pintxos desde siempre.

Ganbara

En San Sebastián la lista de bares de pintxos a los que acudir puede ser interminable. Si hace unos días publicábamos la lista de nuestros siete imprescindibles, hoy les hablamos de unos cuanto lugares míticos, de esos que se conservan en la memoria por haber estado en lo viejo ofreciendo sus pintxos desde siempre, y algunos otros en lugares fuera de las fronteras naturales de la parte vieja que han emergido y hoy están a la altura de los mejores bares de Donosti.

Ganbara (San Jerónimo 19)

Ubicado en lo Viejo, en lo Viejo, Ganbara es uno de esos locales míticos y el bar al que te dirigirá cualquier donostiarra para probar sus excelentes hongos a la plancha, difíciles de mejorar. Entre sus otras especialidades por citar algunas de las más sobresalientes la tartaleta de txangurro, sus anchoas y las croquetas. Sus pequeños hojaldres son un gran bocado.

El Tamboril (Pescadería 2 / Plaza de la Consitución)

Este minúsculo local en una de las esquinas de la Plaza de la Constitución es otro de los imprescindibles. No se vayan sin probar sus anchoas, sus famosos “txampis” y sus pimientos rellenos de carne o bacalao.

Gros es una de las zonas de Donosti que más han crecido en oferta de bares y restaurantes que merecen la pena. Su ambiente surfero y algo más moderno que en la parte vieja, ha relanzado esta zona.

Bergara (General Atetxe 8)

Es uno de los grandes locales donde ir de pinchos en San Sebastián. Hace años cambió de manos, ya que Patxi, se jubiló y el local ha ido a más en manos de sus nuevos dueños. Se actualizó el local pero se mantuvo la carta y la calidad de sus pintxos. Entre los más destacados el txopito y el itxaso. La tortilla de anchoas y el imprescindible udaberri.

Bodega Donostiarra (Peña y Goñi 13)

Una antigua taberna de toda la vida famosa porque siempre ha servido las mejores gildas de la ciudad. Y es que las gildas parecen un pintxo sencillo, pero no son iguales en dos locales distintos. Anchoa, aceituna y piparra, en esta bodega presentan algunas variaciones deliciosas. Además su tortilla de patatas es de las mejores de la ciudad.

Kiki (Avda Tolosa 79)

Ya alejado del centro y escondido de las miradas del paseante oculto bajo los soportales este bar posee una agradabilísima terraza en la que disfrutar de las mejores croquetas de la ciudad y una excelente tortilla. Las croquetas de chipirones, queso azul, o bacalao, son memorables.

El Vallés (Reyes Católicos 10)

A medio camino entre la plaza del Buen Pastor, Amara y la ría, El Vallés es una de las casas especializadas en la gilda, de hecho se dice que este pintxo creado en honor de la actiz Rita Hayworth, nació en este bar donostiarra. Como quiera que fuera, las gildas de aquí son sobresalientes. Su larga barra de madera y su aspecto permanece casi inmutable desde siempre para probar sus excelentes ibéricos.

La Espiga (San Marcial 48)

Otro de los sitios míticos de la ciudad. A punto de celebrar sus primeros cien años, la tercera generación sigue haciendo crecer el local. Si es imprescindible probar sus anchoas de Getaria con un buen chorro de aceite, ajo y guindilla, las croquetas, cremosas son deliciosas. La ensaladilla rusa y los morros de ternera son otros dos bocados imprescindibles.

Ahora en Portada 

Comentarios