Días antes de casarse con el Príncipe Harry

Así es Meghan Markle vestida de novia... en la ficción: la serie Suits emite su boda

A pocos días de contraer matrimonio con el hijo pequeño de Lady Di, podemos hacernos una idea de cómo es Meghan vestida de novia

Meghan Markle
La novia tiene una delicada situación familiar / Cordon Press

Entramos en el tiempo de descuento para la boda real del año. En tres días el príncipe Harry de Gales se casará con la actriz estadounidense Meghan Markle, en un enlace que acaparará todas las miradas por muchos motivos. Se trata de una de las parejas más atractivas de la realeza europea y, además, la novia tiene un drama familiar detrás por el que es muy probable que solo su madre le acompañe en su día más importante. Una serie de ingredientes que harán de Londres el escenario mundial el próximo sábado.

Y como en toda boda, el vestido es el secreto mejor guardado y lo que más expectación despierta. Aunque se han filtrado algunos detalles, como que lo firmará Ralph&Russo y costará unas 100.000 libras (113.000 euros), lo que todos esperamos es ver a Meghan vestida de novia, una imagen que con toda seguridad será de las más visualizadas este año en la prensa internacional. 

Pero para ir abriendo boca, es posible ver cómo luce la actriz vestida de novia. Y no nos referimos a imágenes de su anterior matrimonio con el productor televisivo Trevor Engelson. Se trata de la serie 'Suits', en la que la joven trabajaba hasta que se anunció su compromiso con el Príncipe Harry. Hace unas semanas cerraba su séptima temporada -que será la última en la que veamos a Meghan- y lo hacía por todo lo alto: con su propia boda.

En concreto, el personaje interpretado por Meghan, la abogada Rachel Zane, se casaba con otro abogado, Mike Ross, su novio de casi toda la serie. Un cierre con el que la serie se aseguraba una gran audiencia y hacía un guiño a la actriz, pues se trata de un enlace que da paso a otro. 

Para este enlace de ficción, Meghan viste de una forma muy sencilla, con un vestido de tirantes finos, escote en forma de corazón y una gran falda de vuelo, todo con delicados bordados de flores. El único toque algo diferente es un sencillo cinturón negro para ceñir su figura. El pelo lo lleva totalmente suelto y liso. Un look nupcial muy natural y relajado que no tiene nada que ver con lo que probablemente veremos el sábado, ya que para esta boda real el protocolo le exige un vestido mucho más impactante. De hecho, se baraja incluso que haya dos, uno para la ceremonia y otro para la celebración.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios