Un lugar indómito

Botswana, la tierra virgen con el mayor número de safaris del mundo

Para empaparse del África más real y disfrutar de un safari con la mayor concentración de fauna salvaje, Botswana y el Okavango es el destino ideal.

Botswana
Botswana ha crecido gracias a la mayor población de paquidermos del mundo y una de las minas de diamantes más productivas del hemisferio.

Hace medio siglo Botswana era una tierra inhóspita que el clásico definió como "Una tierra sin caminos". Un país en el que la mayor parte de su territorio está ocupado por las vastas y polvorientas extensión de dunas y arenas del desierto del Kalahari. El río Okavango desafía los rigores del desierto, hasta difuminarse inundando el que probablemente es el único delta que no muere en el mar. Un país articulado a través de los milenarios senderos que recorrían las manadas de elefantes. Un país que ha crecido gracias a que mantiene la mayor población de paquidermos del mundo y una de las minas de diamantes más productivas del hemisferio.

Esa riqueza sobrevenida en las últimas décadas se descubre y sorprende nada más aterrizar en la capital Gaborone, cuya atmósfera está muy lejos de las típicas megalópolis africanas. Calles limpias y tranquilas, tráfico ordenado, edificios singulares y carreteras lineales que se abren como una brecha separando ambas orillas de arena a un y otro lado de la carretera. Paisajes amplios, con una profundidad que no existe en ninguna otra latitud del mundo. Arenas y ocres infinitos que contrastan con las vastas extensiones de humedales que reverdecen en la época de lluvias para conformar un paisaje de aves, elefantes y mamíferos único en el mundo.

El Belmond Savute Elephant Lodge se ubica en la ribera del río sobre la que abre sus terrazas. Unos de los mayores atractivos del lugar supone contemplar las primeras y las últimas horas de sol desde su terrazas. Habitaciones tipo suite emplazadas sobre plataformas de madera y que se mantienen abiertas en plena naturaleza. Duchas exteriores, piscina privada y spa para relajarse y desde donde domina todo el paisaje. Desde sus terrazas aisladas se puede disfrutar contemplando las manadas de elefantes, las incontables cebras que desconfiadas y vigilantes observan con atención los leones que merodean en las inmediaciones

Ducha
Habitaciones que se mantienen abiertas en plena naturaleza.

Un safari sin moverse del hotel. Un establecimiento de profundo estilo colonial desde el que se respira el pulso y el espíritu virgen que uno espera encontrar en el continente. Un territorio que desde que llegará el Doctor Livingstone ha sido prohibido y limitado al resto del hombre blanco durante décadas. Por ello se preserva natural, indómito, vasto, enorme, inalcanzable y salvaje. África en puridad. Aves, los cinco grandes y sobre todo es un territorio único que alberga la mayor población de elefantes del mundo.

En el Belmond Savute Elephant Lodge organizan vistas aéreas en avioneta sobre el delta del Okavango para contemplar un paisaje sin parangón. Cenas Boma, una suerte de celebración en el que el fuego, la gastronomía local y la música; se combinan en una fiesta nocturna cuyos ritmos se adentran en el silencio de la noche bajo un cielo estrellado que en sí mismo es un verdadero espectáculo.

Belmond Savute Elephant Lodge

Ngoma Gate Chobe National Park

https://www.belmond.com/safaris

Ahora en Portada 

Comentarios