Martes, 25.02.2020 - 06:08 h
Es mejor ser discreto

Cómo buscar un nuevo trabajo sin que se enteren en el actual: ocho claves

A ningún empresario le gusta tener una plantilla que está constantemente buscando otro lugar al que marcharse. Es mejor que nadie se entere

Aunque tengas un despacho pueden pillarte / Pixabay
Aunque tengas un despacho pueden pillarte / Pixabay

El mundo en el que una persona salía de la universidad, conseguía un trabajo y hacía carrera en la empresa en cuestión hasta su jubilación ya no existe. La rotación en las empresas es cada vez mayor y, teniendo en cuenta lo estacando que está el acceso a la alta dirección en muchas empresas, la única manera de ir ascendiendo es pasar de una a otra compañía.

Como recoge The Wall Street Journal, los empleados de entre 21 y 38 años han estado cambiando de trabajo tres veces más que el resto de los trabajadores, según un estudio de Gallup de 2016 elaborado con una muestra de dos millones de personas. Motivados por un mercado laboral ajustado y unos salarios estancados, alrededor del 43 % de los trabajadores jóvenes abandona su empresa actual en menos de dos años, frente al 38 % del año pasado, según una encuesta de Deloitte elaborada entre 10.455 millennials. Y el aumento de las rotaciones lejos de disminuir parece que va a aumentar.

La empleabilidad –esto es, la capacidad de unas personas para encontrar un trabajo– se considera un buen atributo, pero a ningún empresario le gusta tener una plantilla que está constantemente buscando otro lugar al que marcharse. Y si no juegas bien tus cartas, o te sale una mala mano, puedes meterte en un lío.

Si tu jefe te pilla buscando trabajo y tienes éxito en tu marcha no habrá mayor problema, pero si te pilla haciendo entrevistas y no te queda otra que quedarte la relación puede tornarse incómoda, pues es plenamente consciente de que puedes no durar mucho.

Como todo el mundo sabe, es mejor buscar trabajo teniendo trabajo, pero es muy importante ser discreto. Y para ello es importante seguir una serie de reglas inquebrantables:

1. No busques trabajo estando en el trabajo

Parece una obviedad, pero estamos tan acostumbrados a mirar el correo personal o nuestras redes sociales en el trabajo que a veces olvidamos que podemos ser observados. No pasa nadas por contestar a un posible empleador con tu teléfono móvil si nadie te está viendo, pero mejor evita consultar Infojobs, Infoempleo, Linkedin o similares en tu puesto, pues cualquiera puede ver tu pantalla y quedarse con la mosca detrás de la oreja.

2. No utilices medios de la empresa para buscar un empleo

En la línea del primero consejo, no utilices nunca medios de contacto de la empresa para buscar otro trabajo: ni el correo corporativo, ni tu teléfono móvil o fijo. Si tu jefe sospecha de ti por cualquier motivo puede rastrear sin problemas cualquiera de ellos y puedes meterte en un lío, además, por usar herramientas del trabajo para lo que pueden considerarse asuntos personales.

3. Trata de fijar las entrevistas fuera del horario laboral

Todos hemos tenido que hacer alguna entrevista mientras trabajábamos en otro sitio, pero en este caso es mejor fijarlas antes o después de llegar al trabajo o, a una mala, en la hora de comer. Hacerla en otros horarios siempre es sospechoso y corres el riesgo de que te pillen. Si llegas un poco tarde siempre podrás poner una excusa, pero si tienes que ir dos semanas al médico a las 12 tu jefe puede empezar a sospechar, y con razón.

En general, es mejor evitar dar más explicaciones de las necesarias. Si te inventas que tienes que ir al médico pueden preguntarte qué tal ha ido y tendrás que contar una trola que se te puede hacer bola. A mucha gente, además, se le da mal mentir y le pillan enseguida. Si eres de esos mejor evita tener que inventar nada.

4. No le cuentes a nadie que estás buscando trabajo

Cuando encontramos una buena oferta de trabajo podemos tener la tentación de comentarlo con alguno de nuestros compañeros. Mala idea. Por mucha confianza que tengas con alguno de tus colegas, cuanto más discreto seas menos posibilidades habrá de que tus movimientos lleguen a donde no tienen que llegar. Puede que tu amigo se lo cuente a otro amigo o que alguien te oiga cuchichear de rebote y adiós secretismo. SI todo va bien ya tendrás tiempo de comentar la jugada con unas cañas cuando ya no seáis compañeros.

Los 13 errores que te gafarán una entrevista de trabajo
La discreción es tu mejor aliada. / Pixabay

5. Ten cuidado con la forma en que vistes

La forma en que nos vestimos para acudir a una oferta de trabajo cambia en cada sector, pero normalmente tendemos a ir más elegantes de lo que normalmente vamos a nuestro empleo actual. Esto puede hacer sospechar a tus compañeros y jefes si vienes o te vas con una ropa distinta a la que sueles llevar normalmente. Ten en este factor en cuenta y trata de cambiarte antes o después de llegar a tu oficina o, sencillamente, acude a la entrevista como sueles vestir normalmente. En el fondo, dentro de unos límites, tu forma de vestir no va a ser tan relevante.

6. Ojo con el Linkedin

La red social profesional se ha convertido en una de las herramientas más útiles para encontrar trabajo, pero teniendo en cuenta que la usa todo el mundo, es fácil que tu empleador se dé cuenta de que estás buscando un empleo de forma activa. Es muy importante que desactives las notificaciones de LinkedIn a tu red sobre nuevos contactos y actualizaciones de la biografía, de lo contrario se puede enterar todo el mundo de que estás buscando trabajo.

7. Sigue trabajando a pleno rendimiento

Si estamos buscando un empleo probablemente no estemos muy motivados en nuestro trabajo actual, pero lo ideal es seguir trabajando al 100 % el tiempo que dure la búsqueda, pues de lo contrario tu empleador actual puede verte más fuera que dentro, y no tendrá motivos para que continúe dándote su confianza.

8. Planea que decir si te pillan

Aunque sigas todos estos consejos a rajatabla, siempre existe la opción de que algo salga mal, y en ese caso es importante tener preparado un plan B. Y mentir ya no es una opción. Lo mejor es admitir que, sí, estás buscando trabajo, por el motivo que sea, y afrontar el problema de frente, dejando claro que, en ningún caso, has dejado de estar comprometido con tu actual empresa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING