Martes, 23.04.2019 - 02:49 h
Compras automáticas

El plan de Amazon para que le compres más cosas sin notarlo siquiera

Despídete del Dash Buttton, el invento ha sido un fracaso, pero Amazon trae nuevas formas de que consumas casi sin darte cuenta

Amazon quiere vendértelo todo. / Public.Resource.Org
Amazon quiere vendértelo todo. / Public.Resource.Org

Fue en 2016 cuando a España llegaba la iniciativa del Dash Button. Más exactamente en noviembre: a partir del 8 se podían solicitar y comenzarían a enviarse a partir del 15 de noviembre. Estaban disponibles exclusivamente para los clientes 'premium', por solo 4’99 euros y Amazon devolvía la misma cantidad después de pulsar por primera vez el botón. También anunciaba la llegada a Europa del Dash Replenishment. Por si no tienes claro de lo que hablamos te lo refrescamos en palabras del propio director de Amazon Dash, Daniel Rausch allá por 2016. 

"Dash Button ofrece la comodidad de comprar pulsando un botón desde cualquier lugar de la casa y hace más fácil que nunca realizar tu pedido cuando notas que se está acabando algún producto. Por otro lado, Dash Replenishment lleva esto al siguiente nivel, permitiendo configurar nuestros electrodomésticos para hacer pedidos automatizados y reponer productos de forma que nunca te quedes sin lo que necesitas"

La desaparición del Dash Button

El pasado viernes 1 de marzo, Amazon confirmaba a 'Fast Company' que ha dejado de vender los Dash Button. “Los botones antiguos continuarán funcionando, pero la iniciativa, tal como la conocemos, ya está finita”, anota Mark Wilson, redactor del artículo.

El porqué de la desaparición de esta estrategia basada en menguar la intervención en el proceso de compra, no está muy desarrollado por el gigante. Pero deja entrever la llegada de nuevas estrategias para un proceso de compra exento de ningún tipo de fricción.

Amazon lanza Dash Button en España para comprar productos de uso diario pulsando un botón
Los Dash Button son pasado, pero no su estrategia. / EUROPA PRESS

Con esta declaración a 'Fast Company', Amazon describe bastante a las claras la estrategia de la empresa y su decisión de hacer desaparecer el Dash Button: “(...) Con Dash Repplenishment, hemos lanzado cientos de dispositivos a nivel mundial que reordenan automáticamente los elementos esenciales para que los clientes no tengan que pensar ni un ápice en reabastecerse. (...)También hemos visto a clientes que utilizan cada vez más programas como Alexa Shopping, que proporciona un sistema de manos libres en su experiencia de compra, y Subscribe & Save, que permite a los clientes recibir automáticamente sus artículos favoritos cada mes”.

El éxito de los Replenishment Services

Si el Dash Button acabó por significar un fracaso, Dash Replenishment fue todo lo contrario. Con estos servicios, la empresa ha conseguido que la intervención en el proceso sea infinitamente inferior con una eficacia sin precedentes.

Desde los filtros para el café hasta las impresoras de inyección de tinta HP, este programa invita a los fabricantes a realizar pedidos automáticos directamente a sus productos que están conectados a la nube. “Una vez que el cliente configura este servicio a un dispositivo, nunca más tendrá que volver a pedir. La transacción es automática. Amazon informa que las compras de servicios de reposición se han duplicado año tras año”, asegura Wilson.

La diversificación, el principio de su estrategia

Después de haber conquistado las compras en línea, Amazon ve claramente una gran oportunidad para reducir la fricción en los pagos (el tiempo y el esfuerzo mental que toma en adquirir algo) y competir en el tipo de compras que se siguen haciendo en tiendas físicas. La respuesta a esto son sus tiendas Amazon Go.

Estas tiendas permiten que Amazon sea tu propio cliente en la nube, aprovechando la inteligencia artificial para permitir que la gente compre cosas en una tienda con solo agarrarlas del estante y salir. No se requiere cajero ni botones, o esperas de dos días. Ahí es poco.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios