Miércoles, 21.11.2018 - 11:53 h
Descubre cómo identificarlos

Nueve compañeros de trabajo tóxicos a tener en cuenta (y evitar)

La mejor manera de evitar una relación tóxica en el lugar de trabajo es aprender a identificar los signos de las personalidades más tóxicas.

Piezas de colores
Aprender a identificar las personalidades tóxicas es clave / Pixabay

Puedes elegir a tus amigos, puedes escoger tu trabajo, pero no puedes elegir a tus compañeros de trabajo, así que no es de extrañar, entonces, que no todos sean buenos. Cuando las relaciones de trabajo se vuelven amargas, el desempeño laboral puede verse afectado

¿La mejor manera de evitar una relación tóxica en el lugar de trabajo que podría afectar a tu carrera? Aprender a identificar los signos reveladores de los nueve tipos de personalidades más tóxicas, y asegurarte de mantenerlos a cierta distancia (al menos emocional).

El bocazas                                                                                                                                La mayoría de nosotros hemos tenido un amigo que ha contado nuestros secretos, pero, en el trabajo, un desliz de información puede marcar la diferencia entre el respeto y la vergüenza, especialmente cuando se trata de lo que sucede después de la última copa después del trabajo. Mantener los detalles personales en secreto cuando se trabaja con una compañero excesivamente social es fundamental.

El mala influencia                                                                                                                  El compañero mala influencia es probablemente el más divertido del trabajo, el que organiza las copas de después, con el que tienes largas comidas. El problema es que esos malos hábitos se contagian, así que disfruta de su compañía, pero desconfía de su costumbre de irse temprano y llegar tarde.

El traidor                                                                                                                                    El compañero traidor te venderá al primer jefe con preguntas que se cruce en su camino. En el lugar de trabajo es fácil identificar a este tipo de compañeros tóxicos porque son el tipo de persona que nunca admite la culpa de sus propios errores.

El depresivo crónico                                                                                                          Un compañero de trabajo depresivo crónico puede ser el más peligroso para tu carrera, y para tu salud mental. La actitud puede ser contagiosa, puede llevarte por un camino de negatividad. Es clave, hacer un esfuerzo consciente para abstenerse de quejarse con compañeros en el lugar de trabajo.

El crítico                                                                                                                                    La mayoría de nosotros tenemos un amigo que suele juzgar nuestras acciones. Pero, sorprendentemente, muy pocos tenemos estos compañeros críticos en el lugar de trabajo. El compañero crítico no parece provocar tanto alboroto en el trabajo.

El que no es de fiar                                                                                                                  Conoces al compañero que no es de fiar, el que siempre necesita ser rescatado o llama enfermo el día de una gran reunión sin siquiera enviarte un mensaje o un correo electrónico. Evita asociarse con este tipo de compañero tóxico a toda costa. O, al menos, impón estrictos plazos diarios para que nunca te quedes en la estacada.

El narcisista                                                                                                                              El compañero tóxico más comúnmente citado, los narcisistas solo hablan de sí mismos, son egomaníacos, pero, por suerte, son fáciles de detectar y de manejar. Simplemente no le des la oportunidad de quitarte el mérito por algo que hayas logrado tú en la oficina.

El competitivo                                                                                                                        Este es un compañero muy competitivo, que parece ser la mayor amenaza en el lugar de trabajo, pero hay algo bueno en el compañero súper competitivo: sabes a qué atenerte, y es probable que no te abras con un compañero así, especialmente en el trabajo.

El destructor                                                                                                                            El compañero destructor hace cumplidos acompañados de segundas intenciones y, en el trabajo, esto puede ser especialmente perjudicial. Actúa como si estuviese de tu lado pero lo subvierte con indirectas, especialmente frente a un jefe u otro compañero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios