Jueves, 25.04.2019 - 06:03 h
Labores necesarias de mantenimiento

Ocho tareas productivas que puedes hacer mientras te aburres en el trabajo

¿Tienes poco que hacer hoy? Quizás puedas realizar tareas para las que no tenemos tiempo el resto del año y que te facilitarán la vida más adelante.

La Navidad es el mejor momento para hacer limpieza. / Pixabay
La Navidad es el mejor momento para hacer limpieza. / Pixabay

La semana entre Navidad y Año Nuevo es la menos productiva del año y esta parálisis puede extenderse, incluso, hasta el 8 de enero, cuando se reanuda, ahora sí, la actividad normal. Quizás lo más sensato es que las empresas cerraran estas fechas y nos dejaran a todos descansar, pero si te ha tocado ir a calentar la silla y no hay verdadero trabajo por hacer, quizás puedes acometer algunas tareas para las que no tenemos tiempo el resto del año, y que te facilitarán la vida más adelante.

Estas tareas son también ideales para esos tiempos muertos entre proyecto y proyecto, cuando estás renderizando y no te queda otra que esperar o en esos días en los que tu trabajo depende de que acabe algo otra persona. Así que quédate con la copla, que te vendrá bien todo el año.

1. Haz limpieza del correo

Debemos mantener el correo bien actualizado siempre. / Pexels
Debemos mantener el correo bien actualizado siempre. / Pexels

Estaría bien reducir la cantidad de correos que mandamos y recibimos en el trabajo, pero mientras esto ocurra, hacer de vez en cuando tareas de mantenimiento en la bandeja de entrada es lo único que te salvará del desastre.

Aprovecha los tiempos muertos para revisar la carpeta de spam (puede que encuentres correos que sí necesitabas de hace meses), desapuntarte de 'newsletters' que ya no lees, borrar correos archivados que ya no necesitas, actualizar la firma del correo e, idealmente, pensar como vas a organizar el correo para que las cosas vayan mejor a partir de ahora.

2. Limpia tu ordenador por fuera

Deja tu portátil inmaculado. / Pexels
Deja tu portátil inmaculado. / Pexels

El ordenador es la herramienta de trabajo de una gran mayoría de empleados y, a no ser que el servicio de limpieza de tu oficina sea tremendamente diligente, es muy probable que lleve acumulando suciedad años. Hacer una limpieza a fondo del ordenador, al menos una vez al año, no solo hace que no parezcas un guarro, además alarga la vida de tu aparato.

Hace unos meses repasábamos las claves para limpiar el portátil y que quede perfecto. No tengas miedo, si sigues estas reglas tu ordenador no sufrirá ningún daño.

3. Limpia tu ordenador por dentro

Actualiza el software y borra lo que no necesites. / Pexels
Actualiza el software y borra lo que no necesites. / Pexels

Nuestro ordenador también acumula basura por dentro. Tener el escritorio petado de documentos que no sabes ni qué son es la mejor forma de perder el tiempo cuando buscas algo importante. Aprovecha estos momentos de menor carga laboral para organizar tus carpetas, eliminando todo lo que ya no necesites.

Si no tienes un servicio técnico que se ocupe del 'software' de tu ordenador, este es también un buen momento para eliminar los programas que no utilizas, actualizar los que sí, y pensar en alternativas que puedan servir mejor a tus propósitos. Da mucha pereza, por ejemplo, cambiar de navegador, pero este puede ser un buen momento para pasar de Chrome a Firefox, que actualmente ha mejorado en velocidad y, sobre todo, en cuestiones de privacidad.

4. Limpia el escritorio

Ya toca una limpieza./ Noliv O
Ya toca una limpieza./ Noliv O

A lo largo del año, nuestro lugar de trabajo va acumulando libros, papeles, tarjetas de visita y todo tipo de material de oficina. Algunas cosas las seguimos necesitando, muchas otras no, y si no hacemos una limpieza a fondo de vez en cuando estaremos rodeados de basura.

Plantéate además si ciertas cosas que tienes encima de la mesa es mejor no tenerlas a la vista. Mantener un espacio de trabajo ordenado y, sobre todo, limpio, facilita la convivencia, pero, aunque trabajes solo en casa y no molestes a nadie, hay ciertas cosas que afectan a la productividad, y es mejor apartarlas.

5. Actualiza tu CV y tu perfil de Linkedin

3. LinkedIn
Dedica tiempo a actualizar tu perfil. / Pixabay / mohamed_hassan

Aunque no te plantees cambiar de trabajo en un futuro cercano, mantener actualizado tu currículum vitae y tu perfil de Linkedin aumenta tu empleabilidad (nunca sabes qué puede ofrecerte otra empresa que esté buscando candidatos a un nuevo puesto). Si las cosas vienen mal dadas, esta tarea te ahorrará además trabajo en un futuro.

Mantener la visibilidad en Linkedin es positivo, además, para tu actual empresa, pues siempre pueden surgir nuevas oportunidades de negocio a través de la red social.

6. Revisa y actualiza tu agenda

El fin de año es buen momento para revisar nuestros contactos. / Pixabay
El fin de año es buen momento para revisar nuestros contactos. / Pixabay

A lo largo del año laboral hacemos numerosos contactos, pero muchas veces nos come el trabajo, y las tarjetas de visita se acumulan sin que contactemos siquiera con las personas que nos las ha entregado.

Cuidar el ‘networking’ es fundamental en el mundo laboral, no solo para mantener abiertas las posibilidades de encontrar nuevos y mejores trabajos, sino también para facilitar tu trabajo actual, pues nunca se sabe cuando vas a necesitar a una u otra persona para que te ayude en una tarea.

7. Revisa y actualiza tus redes sociales

Evitar las redes sociales
Si usas redes sociales para tu trabajo, mantenlas actualizadas. / Pixabay/Pixelkult

Muchas personas utilizan sus perfiles de redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram para uso profesional, y no está de más que hagamos también limpieza en estos.

Hablamos, claro, de revisar si queremos borrar algún post con el que ya no nos identifiquemos, revisar las personas que seguimos por si alguna ya no nos interesa y actualizar la foto o información de perfil. La marca personal se construye cada vez más a través de estos canales, y es importante que los mantengamos en estado de revista

8. Lee y aprende

Deberíamos tener más tiempos libres para leer. / Pexels
Deberíamos tener más tiempos libres para leer. / Pexels

Si has terminado con todas las tareas anteriores, no pierdas el tiempo inútilmente en redes sociales. Este es un buen momento para leer artículos que te interesen sobre temáticas laborales, que seguro no vas a tragarte en casa. También puedes plantearte hacer algún curso 'online' corto en estos días, que amplíe tus conocimientos sobre una tarea que necesitas abordar en el trabajo. Habla con tu jefe, pues seguro prefiere que hagas algún tipo de formación a que hagas que trabajas cuando en realidad no tienes trabajo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios