El próximo 10 de julio

Duro Felguera ejecutará el contrasplit de 50 acciones viejas por cada título nuevo

La ingeniería asturiana multiplicará por cinco el nominal de sus acciones y reducirá en 50 veces su masa de títulos en circulación.

Imagen de la Junta de Accionistas de Duro Felguera.
Duro Felguera culmina su proceso de reestructuración. / Archivo

Principio del fin de la reestructuración de Duro Felguera. La compañía de ingeniería asturiana culminará la semana que viene su proceso de reequilibrio accionarial con la ejecución de un 'contra split' 50x1 (agrupamiento de acciones) que reducirá 50 veces la actual masa de títulos en circulación y aumentará su valor nominal.

El próximo 10 de julio, fecha en la que comenzarán a cotizar los nuevos títulos, los accionistas actuales de la empresa recibirán 1 acción nueva por cada 50 títulos viejos que tengan en cartera. En virtud de esta operación, el capital social de la firma ha quedado representado en 96 millones de nuevas acciones de 0,05 de valor nominal cada una frente a los 4.800 millones de títulos actuales de 0,01 euros de nominal.

Una vez inscrita la operación en el Registro Mercantil de Asturias y modificado el correspondiente artículo de los estatutos sociales de la compañía, el último paso para culminar el 'contra split' será el inicio de cotización en Bolsa de las nuevas acciones. 

El consejo de administración de Duro Felguera ha ejecutado una reducción de capital de 43,2 millones de euros para compensar pérdidas, en cumplimiento de lo acordado en su junta general de accionistas celebrada el pasado 31 de mayo. Duro Felguera propone la reducción de capital social, previa compensación de reservas y prima de emisión, con la finalidad de restablecer la estructura del patrimonio neto de la sociedad, disminuido como consecuencia de pérdidas.

Giro estratégico

En la pasada Junta de Accionistas de mayo, Duro Felguera anunció que prevé multiplicar por diez su resultado bruto de explotación (Ebitda) en cinco años, de forma que pasaría de los 4 millones de euros estimados para este año a 41 millones en 2023. Rodríguez, que ha repasado los objetivos marcados en el plan estratégico 2019-2023, estima que el margen de Ebitda se sitúe en el 5,8% al final del periodo, frente al 0,9% previsto para este año.

Según las directrices de su nuevo plan estratégico, la compañía prevé que los ingresos aumenten un 58,2% en el periodo, desde los 450 millones estimados para 2019 a los 712 millones previstos para 2023. En cuanto a la contratación, se triplicaría en el periodo, al pasar de 263 millones este año a 850 millones en 2023, con un menor peso del negocio tradicional (60% frente al 66% actual), mientras que los proyectos de energía coparían el 19% y los nuevos negocios el 21% de la cartera.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING