La japonesa tomará el control 

El consejo de WeWork acepta el rescate de SoftBank que hunde su valoración

La compañía de coworking californiana había dado la voz de alarma al advertir de que podría quedarse sin recursos a finales del mes que viene.

El creador de Wework, Adam Neumann
El creador de Wework, Adam Neumann.

El consejo de WeWork ha aceptado un plan de rescate propuesto por Softbank Group, que hunde la valoración por debajo de los 10.000 millones de dólares (8.894 millones de euros) que dará el control de la startup de oficinas compartidas al gigante tecnológico japonés, de la que ya es el accionista principal. La compañía de coworking neoyorquina había dado la voz de alarma al advertir de que podría quedarse sin recursos a finales del mes que viene.

Fuentes conocedoras de la operación confirman a varios medios internacionales que WeWork ha decidido optar, finalmente, por el plan de rescate de Softbank, rechazando el paquete de deuda de unos 5.000 millones de dólares liderado por el banco de inversión JP Morgan. ¿Cuánto inyectarán los japoneses? No ha trascendido, pero serán varios miles de millones de dólares.

SoftBank había ofrecido a la actual cúpula de WeWork y a sus accionistas a través de un plan que pretende mantenerla a flote y que conduciría a la salida de su CEO Adam Neumann. Ese plan aplicaría además una severa rebaja a la valoración de la firma, que pasaría de los 47.000 millones de dólares de enero (42.600 millones de euros) a algo más de 8.000 millones de dólares (7.100 millones de euros).

El Wall Street Journal informó el martes de que, según el acuerdo, Softbank le pagaría a Neumann cerca de 1.700 millones de dólares (1.527 millones de euros), que se financiaría a través de una nueva línea de crédito y de la venta de aproximadamente 1.000 millones en sus acciones de WeWork. A cambio, Neumann saldrá del consejo de administración y pierde el control de decisión.

El grupo, que tuvo que suspender su salida a Bolsa por las dudas que generaba su valoración entre los inversores, ha tenido que enfrentar también la salida de la dirección de su creador Adam Neumann. Según adelantaba a finales de la semana pasada Bloomberg, su situación es tal que podría quebrar en apenas un mes.

Las cifras de negocio

La compañía aún  debe hacer frente a deudas millonarias, puesto que el año pasado cerró el ejercicio con unas pérdidas de 1.930 millones de dólares (1.700 millones de euros). Actualmente la empresa estaba negociando también otro plan de rescate de 5.000 millones de dólares con un conjunto de bancos encabezados por JP Morgan.

¿Y en España? Su filial local acaba de presentar cuentas en el Registro Mercantil. Y las pérdidas, como era previsible, se han disparado: más de 7 millones de euros, pese a que elevaran de manera importante sus ingresos por las rentas cobradas a los trabajadores que utilizan sus instalaciones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING