Los socios ocultos de la operadora

El 'núcleo duro' de Másmóvil rubrica otro pacto tras la llegada de Florentino Pérez

Luis Villar, cofundador de Ibercom, sale del pacto accionarial en torno a Onchena (familia Ybarra) e Inveready (Josep Mª Echarri).

Luis Villar, Chritian Nyborg, Eulalio Poza y Meinrad Spenger.
Los cuatro cofundadores de la fusión Másmóvil e Ibercom. / L. I.

El 19 de marzo de 2014, los cofundadores de la cotizada Ibercom (Luis Villar y José Eulalio Poza) se ‘casaron’ con los de la no cotizada Másmóvil (Meinrad Spenger y Christian Nyborg) en una fusión valorada entonces en 140 millones de euros. Testigo de aquella unión fue Josep María Echarri, socio fundador del fondo Inveready y cerebro financiero de un proyecto que hoy se asoma al Ibex 35 y atesora un valor en bolsa de 2.200 millones de euros. Casi cinco años después, Echarri ha vuelto a ejercer de ‘cicerone’ del núcleo duro de accionistas con la firma de un nuevo pacto tras la salida de Luis Villar, cofundador de Ibercom, y la reciente incorporación como minoritario de ACS (Florentino Pérez).

El fondo de capital riesgo catalán Inveready, que llegó a tener un 11% de Masmóvil Ibercom en 2014, es quizá el inversor que más dinero ha hecho con la empresa. Su apoyo financiero a Masmóvil antes de la fusión con la vasca Ibercom multiplicó por diez el dinero invertido. La trayectoria bursátil posterior -Másmóvil ha llegado a subir un 600% desde 2014- aflora un multiplicador (x113) que eclipsa cualquier otro. Según fuentes conocedoras de la inversión inicial, la valoración de las actuales acciones de Inveready (que tiene un 3% de la empresa) se situaría en torno a los 0,16 euros por acción frente a los 18,32 euros de la cotización actual.

Los dueños de Másmóvil (y Yoigo, Pepephone...)
Accionistas y bonistas de la operadora Masmóvil Ibercom.

Un pacto frente a los conversos ACS y Providence

La operadora comunicó el miércoles la reestructuración del pacto de accionistas que gobierna la empresa desde 2016 y que se configuraba en torno a Inveready y Onchena SL, la sociedad de la familia Ybarra, que cuenta con el 14,3% de Másmóvil. Del pacto salen Luis Villar, cofundador de Ibercom junto a Eulalio Poza) y Francisco Goicoerrotea (Marqués de Valdeterrazo) que se verán liberados para vender su 4% del capital. En la entente se refuerza Inveready, que añade a la sindicatura las acciones que tiene de forma directa su socio Josep María Echarri. Se mantienen en el mismo Onchena, Alsedo Solis (CEO de Onchena) y Keywolf (Poza). En total, el núcleo duro representa alrededor del 27% del capital de la compañía frente al 31% del pacto anterior.

La prórroga del pacto es relevante ante la radical reestructuración que está viviendo el accionariado de la operador. Desde que Másmóvil se embarcó en las adquisiciones multimillonarias de Yoigo y Pepephone por unos 770 millones de euros, la operadora tuvo que incorporar a dos socios externos que le permitieran afrontar este cambio de dimensión.

Por un lado, el fondo británico Providence fue el elegido para aportar la mayoría del dinero. Por otro, ACS se convirtió en la llave para rebajar la factura en la compra de Yoigo, donde era accionista fundador (Xfera se fundó en el año 2000). Sin embargo, Másmóvil no amplió capital en 2016 para conseguir el dinero de estos dos gigantes sino que les vendió bonos convertibles por acciones equivalentes, sobre el papel, al 61% del capital de la operadora. Providence se había hecho con un 18% adicional de la empresa en la ampliación de capital que se realizó en 2016, cuando también entró en el accionariado con un 17% la sociedad Onchena.

La hora de la conversión llegó y de ahí que se haga más necesaria todavía la renovación del pacto del núcleo duro ligado al equipo gestor. La constructora ACS de Florentino Pérez canceló sus bonos el pasado noviembre en una operación valorada en 480 millones de euros, la mayoría en efectivo y la entrega de acciones equivalentes al 2,9% del capital.

ACS, que tenía convertibles a 41 euros por acción antes del split de Másmóvil (8,2 euros tras él) tenía derecho indirecto a hacerse con el 25% del capital, aunque finalmente aceptó la fórmula de cobrar en efectivo la mayoría de esa deuda. La constructora mantiene dos consejeros en la operadora (García Altozano y Aldámiz-Echevarría).

El otro gran socio oculto de Másmóvil, sin embargo, sí que ha optado por las acciones en el pasado. Providence, un fondo especializado en telecomunicaciones, tiene otros dos sillones en el consejo de administración de Másmóvil. Llegó a poseer derechos indirectos que le hubiesen dado la mayoría entre las acciones y sus bonos. En enero de 2018 vendió en bolsa el 14% de la empresa de Spenger y mantiene algo más del 3%. Sin embargo, sus convertibles en acciones (ejecutables a partir de 2020) le dan derecho a obtener acciones equivalente al 36% del capital actual de la operadora.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios