Perspectivas globales

La gestora de Natixis descarta la recesión y no ve un riesgo sistémico en la deuda

Creen que la política monetaria no será suficiente para reactivar el crecimiento europeo y que Lagarde presionará más a los gobiernos con margen

Esty Dwek, head of Global Market Strategy, Dynamic Solutions, de Natixis IM
Esty Dwek, head of Global Market Strategy, Dynamic Solutions, de Natixis IM / Natixis

La gestora del banco de inversión francés Natixis descarta una "recesión inminente" en Estados Unidos o a nivel global, si bien reconoce que ese riesgo podría existir si se mantiene el actual clima de pesimismo entre los inversores por la ralentización del crecimiento y se crea un círculo vicioso. La responsable de estrategia del mercado global de Dynamics Solutions, Esty Dwek, no ve "riesgo sistémico" en el mercado de bonos por el exceso de liquidez que ha lastrado las rentabilidades, si bien reconoce que el hecho de que esos intereses se mantengan tan bajos "no es lo ideal" porque lleva a los inversores a arriesgar más para lograr los objetivos de rentabilidad que se han puesto.

"El crecimiento global se está ralentizando, presionado por la incertidumbre del comercio y la coyuntura geopolítica mundial, pero no prevemos una recesión inminente", ha apuntado Dwek, durante la presentación de sus perspectivas económicas para el último trimestre de 2019. En el caso de EEUU, la experta de Natixis IM considera que la economía estadounidense se mantiene sólida, el consumo avanza y la empresas no están encontrando dificultad para acceder al crédito. "Aunque hayan pasado diez años de la última crisis, no tiene que haber otra necesariamente" y ha puesto como ejemplo Australia, que acumula 28 años de crecimiento continuado.

Si bien la inversión de la curva de rendimientos no es tan predictiva como termómetro de una recesión inminente como solía ser (no es su conclusión inevitable), sí que es una "señal negativa", por lo que cuanto más se prolongue en el tiempo, mayor será el riesgo.

En lo que respecta a Europa, Dwek considera que las expectativas están decepcionando y que la ralentización del crecimiento aún no ha tocado aún "suelo". Si continúa esta tendencia y se produce un contagio de la industria alemana al sector servicios, la experta de Natixis IM cree que habrá que tener más en cuenta la inflación. Desde su punto de vista será clave que los gobiernos con margen fiscal adopten medidas, tal y como viene reclamando a lo largo de los últimos años el presidente del Banco Central Europeo (Mario Draghi). 

"La política monetaria no será suficiente para reactivar el crecimiento europeo", y en ese sentido cree que la nueva presidenta, Christine Lagarde, va a presionar más que Mario Draghi a los gobiernos para que adopten medidas en este sentido, un camino que no cree que Alemania vaya a seguir "pronto" pese al retroceso de su PIB. "Probablemente necesite otro trimestre de contracción para animarse a hacerlo", apunta, a la vez que incide en que el Gobierno de merkel debería haber adoptado medidas de estímulo ya en 2018.

Mejor un Brexit suave, que más meses de incertidumbre

En relación al Brexit, considera que las posibilidades de que el primer ministro Boris Johnson consiga que se apruebe el acuerdo en el parlamento británico son más altas que las de su predecesora, Theresa May (quien vio rechazarlo a la Cámara en dos ocasiones). Pese a ello y si antes el mejor escenario era el de una repetición del referéndum o que no hubiese un Brexit, ahora lo ideal sería tener una salida con acuerdo o suave de la Unión Europea antes afrontar más meses de incertidumbres.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING