Miércoles, 26.06.2019 - 10:43 h
Un 139% más en 2018

Los devoradores del Tesoro de Trump: Amazon duplica sus compras de bonos

Las FAMAG (Facebook, Amazon, Microsoft, Apple y Google) acumulan 246.265 millones en deuda pública de EEUU, un 3% más

La inversión en deuda de las grandes tecnológicas.
 

Son inversores gigantes. Casi tan grandes como los bancos centrales por debajo de la Fed, BCE o el Banco de Japón en ámbitos como la deuda soberana y la financiación de los gobiernos. Todos ellos lo saben. También el presidente de EEUU, Donald Trump. Las cinco grandes tecnológicas que se esconden tras el acrónimo FAMAG (Facebook, Amazon, Microsoft, Apple y Google) mantenían invertidos en deuda del Tesoro estadounidense más de 246.260 millones de dólares (unos 216.000 millones de euros) a cierre de 2018, según los respectivos informes financieros enviados a la Comisión de Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés). Se trata de casi la mitad de los 568.720 millones de dólares (unos 500.000 millones de euros) que mantenían en sus balances como caja o activos financieros con liquidez inmediata.

Grafico Tecnologicas
 

El gigante de comercio electrónico Amazon protagonizó el movimiento más destacado en 2018 después de duplicar con creces su posición en bonos del Tesoro y otras agencias públicas de EEUU. En concreto, la compañía que dirige Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, elevó un 139%, hasta 11.717 millones de dólares su inversión en estos activos. Es un tercio del total de su liquidez. Lo hizo en la recta final de 2018, según la versión que da la CNBC, después de que la Fed, tras subir tipos, advirtiese una próxima parada en sus movimientos.

Los efectos sobre las grandes carteras de deuda de los inversores del alza de tipos provocaba pérdidas millonarias. Facebook, por ejemplo, admite en su informe anual que un alza de 100 puntos básicos (1%) le podía generar entre 400 y 600 millones de minusvalías latentes.

Pese al tamaño del perímetro de negocio de Amazon, la red social es mucho más rentable y mantenía el doble de capital metido en bonos públicos de EEUU de distinta índole. Al cierre de 2018, más de 22.100 millones, un 6,5% menos que el año anterior, aunque su caja total creció hasta los 41.100 millones.

Microsoft, el dueño de Windows, Office o XBox, volvió a ocupar la posición más destacada como inversor en deuda federal y de emisores públicos en EEUU con 103.920 millones, un 4,4% menos que el ejercicio anterior. En contraste, Apple, cuya caja ascendía a 268.900 millones de dólares en el último informe financiero trimestral, tenía apenas 55.100 millones en deuda de EEUU, prácticamente la mitad que Microsoft y eso que aumentó en un 10% esta cifra. Alphabet, dueño de Google, declaró 53.291 millones en bonos gubernamentales, un 4,1% más, aunque en este caso incluye una porción en deuda de gobiernos extranjeros, según en el último informe financiero disponible en la SEC. La posición en deuda pública extranjera fue marginal también para Apple o Microsoft.

La búsqueda de seguridad por parte de los responsables financieros de estas compañías llevó a situar la inversión en 'treasuries' de distintos plazos como su opción preferida.  El leve movimiento al alza, sobre todo en Amazon, ha coincidido con las turbulencias registradas por los mercados en los tres últimos meses del año pasado. Las gigantescas cifras de liquidez que mueven solo estas cinco compañías serían suficientes, por ejemplo, como para comprar la totalidad de las 35 empresas del Ibex 35 a sus precios actuales. Y eso incluye a las Telefónica, Inditex, Iberdrola, Santander, BBVA y compañía.

Ahora en Portada 

Comentarios