Pignora el 2,2% del banco

Operación Liberbank: Tinajero hace 'caja' gracias al Santander a rebufo de Masaveu

El empresario mexicano, dueño del Nexaca y los Tiburones Rojos, ingresará alrededor de 25 millones de euros tras contratar un derivado financiero.

Liberbank
Liberbank es el octavo banco de la bolsa española. / EFE

Sigue el trasiego accionarial en Liberbank. Las fundaciones de las antiguas cajas de ahorro Asturias, Cantabria y Extremadura, que agrupan al 24% del capital del banco, asisten desde la barrera al trajín de los otros tres grandes accionistas institucionales: Oceanwood (16,7%), Ernesto Tinajero (7,1%) y los Masaveu (6%). Durante la última semana, los tres han movido parte de sus acciones en el banco, ajustándose al nuevo escenario al que se enfrenta la entidad financiera: falta visibilidad de operaciones corporativas y los nubarrones para su rentabilidad por el horizonte de tipos del Banco Central Europeo (BCE).

Por eso, cada uno a su manera, los institucionales de Liberbank han buscado protección para sus acciones. Los hermanos Fernando y Luis Masaveu, socios de referencia del banco a través de Corporación Masaveu, se han convertido en activos compradores de títulos de la entidad en bolsa desde el 23 de mayo, una semana después de que se rompiesen las negociaciones para una fusión con Unicaja. Su saldo comprador se eleva a 7 millones de acciones, o el 0,23% del capital, tras haber invertido 2,5 millones de euros. La participación conjunta de los Masaveu en la entidad roza el 6% tras estas compras.

Los movimientos de Oceanwood, con traspasos intragrupo entre sus ‘hedge funds’ de Caimán y Malta, también van en esa dirección, como explicó ‘La Información’. Pero el movimiento más destacado ha sido el de Ernesto Tinajero. El empresario mexicano, socio de Liberbank desde su debut en bolsa, ha contratado los servicios de Banco Santander para blindar su participación en el banco y, de paso, conseguir algo de dinero en efectivo por sus acciones.

El dueño de los 'Tiburones', en números rojos

No ha sido una buena inversión hasta ahora para el ex dueño de la ‘teleco’ Cablecom -que vendió a Televisa en 2014- y propietario de los clubes Nexaca y Tiburones Rojos de Veracruz. Socio inicial desde la OPV de 2013, Tinajero tuvo que asumir un golpe patrimonial de 82 millones de euros en 2017 por el desplome de la acción de Liberbank hasta los 0,44 euros, nivel que mantuvo en 2018. Ahora el banco vuelve a cotizar por debajo de ese nivel después de la ruptura de la fusión con Unicaja. El millonario cuenta con 217,3 millones de acciones en cartera, equivalentes al 7,1% del capital y con un valor en bolsa de 80 millones.

No quiere más sorpresas, sobre todo, porque una buena parte de su inversión está financiada con préstamos de Deutsche Bank y JPMorgan. Por este motivo, ha optado por buscar protección y convertir temporalmente en efectivo una parte de su cartera de acciones gracias a una sofisticada operación de derivados con Banco Santander que solo se ofrece a los grandes clientes de la entidad financiera.

Pignorar al Santander, deuda en Deutsche

Aivilo Spain, la patrimonial de Tinajero en la que están las acciones de Liberbank, y Banco Santander han suscrito un ‘equity swap’ (permuta) y ‘prepaid forward’ (pago por adelantado por la venta futura de acciones) sobre el 2,27% de Liberbank (69,7 millones de títulos), según consta en los registros de CNMV. El paquete de acciones está valorado en bolsa unos 25 millones de euros y Santander pagará a Tinajero una cantidad próxima a esa cifra a cambio de que las acciones de Liberbank estén pignoradas y en prenda a favor del banco de Boadilla, que declinó realizar comentarios sobre el tipo contrato privado OTC (Over the counter). 

El contrato bilateral entre Tinajero y Santander se ha realizado bajo un contrato marco en el ISDA (International International Swaps and Derivatives Association) y tiene una duración de doce meses, periodo en el que el mexicano tendrá los derechos económicos (dividendos) y políticos (voto) de esa participación. Santander ha sustituido el “derecho incondicional” de quedarse con las acciones a vencimiento, el 5 de junio de 2020, a cambio del “valor nocional de dichas acciones a 5 de junio de 2019”, es decir, 0,39 euros por título. Fuentes financieras explican que Santander obtiene garantías de la sociedad de Tinajero y derechos de ejecución privilegiados que, en caso de impago, podría quedarse con los títulos sin tener que acudir a un procedimiento judicial.

El acuerdo con el Santander permitirá a Tinajero añadir una nueva entidad bancaria con la que trabajar en Europa, pero también afrontará con mayor tranquilidad la amortización de un préstamo de 37 millones de euros que pidió para poder acudir a la ampliación de 500 millones que realizó Liberbank en 2017. La deuda, contraída de nuevo con Deutsche Bank, vence en cinco meses (16 de noviembre) y tiene una alta carga de intereses del 4,35%. Es alta en contraste con el 0,22% que pagaba por un crédito blando a doce meses que ya tenía contratado con la entidad alemana en 2016 y renovó en 2017, según la documentación financiera de Aivilo Spain consultada por ‘La Información’.

Pese a la necesidad cercana de efectivo en Aivilo para amortizar el citado préstamo con Deutsche Bank, el objetivo principal de la apertura de este derivado con Santander es protegerse de la posibilidad de más caídas en bolsa de Liberbank. Al mismo tiempo podrá beneficiarse también de las subidas ya que el pago y el plazo (en efectivo en junio 2020) se han acordado de antemano. Mientras tanto, la entidad que dirige Manuel Menéndez acumula una caída en bolsa del 15% en este 2019 y su capitalización se coloca en 1.100 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios