Controlan el 21% del banco

Masaveu y Oceanwood toman posiciones en Liberbank tras la ruptura con Unicaja

La gestora de fondos de Banco Sabadell también pisa el acelerador y roza el 1% del capital de la entidad asturiana.

El fundador de Oceanwood, Chris Gate.
El fundador de Oceanwood, Chris Gate. / L. I.

Varios de los mayores accionistas del banco por detrás de las fundaciones de cajas de ahorro se están moviendo rápido en el capital de Liberbank después de la fusión fallida con Unicaja. Sociedades vinculadas a Corporación Masaveu, los ‘hedge funds’ de la gestora Oceanwood AM y fondos del Sabadell han incrementado o traspasado el equivalente a varios millones de acciones de Liberbank desde que se rompieron las negociaciones para fusión con la andaluza Unicaja.

Corporación Masaveu, el holding de la familia asturiana con más millones en el banco, ha pasado a la acción sobre Liberbank. Según consta en los registros de la CNMV, el cuarto mayor accionista del banco que dirige Manuel Menéndez ha comprado 1,5 millones de acciones en dos sesiones: jueves 23 y viernes 31 de mayo. Son ‘compras limpias’ a mercado (sin derivados financieros) valoradas en algo más de 600.000 euros, pero que suponen el primer movimiento accionarial relevante desde que se rompieron las negociaciones de fusión.

Accionistas de Liberbank.
Accionistas de Liberbank. / L. I.

Los Masaveu, socios históricos de la familia Botín de Bankinter que controlan algo más del 5,5% del capital de la entidad bancaria, se han visto respaldados por otro institucional relevante. Se trata de la gestora de fondos Sabadell Asset Management, que roza el 1% del capital tras incrementar su posición en 1,2 millones de acciones, según datos de Morningstar. Sabadell Bolsa Española y Sabadell Dividendo son los dos fondos principales de la entidad que cuentan con acciones de Liberbank.

En un informe reciente al que ha tenido acceso ‘La Información’, los analistas de Sabadell se mostraban positivos con el divorcio. “En el caso de Liberbank, pensamos que la cotización podría verse adicionalmente impulsada por las expectativas de que Abanca retome su proyecto de compra, opción que no descartamos”, señala la nota en la que indica la ventaja y atractivo que supone para Liberbank estar en bolsa frente a sus rivales de sector no cotizadas como Abanca o Ibercaja..

La entidad gallega Abanca, de capital venezolano, mostró su interés en adquirir las participaciones de “alguno de los accionistas”, según reveló en febrero a la CNMV, a un precio indicativo de 0,56 euros por acción, un 40% por encima de su nivel actual en bolsa. Fuentes de Liberbank y Abanca declinaron realizar comentarios sobre la existencia o no de negociaciones actuales entre el grupo propiedad de Juan Carlos Escotet.

El accionariado de Liberbank está bajo control de las Fundaciones de las antiguas cajas de ahorro de Asturias, Cantabria y Extremadura, que mantienen el 32% del capital del banco. Les sigue la gestora Oceanwood, con sedes en Reino Unido y Malta, con el 16,7%, que junto al mexicano Ernesto Tinajero (7,4%) forman parte del núcleo de la salida a bolsa de Liberbank en 2013, aunque posteriormente han ido elevando sus posiciones. Detrás de ellos se encuentra los Masaveu (5,5%) además de otro 5% en manos de un amplio elenco de inversores institucionales que van desde la italiana Generali, el fondo de pensiones noruego (Norges Bank) o las gestoras de fondos de Santander y Sabadell.

El juego accionarial de Oceanwood

Tampoco hubo comentarios disponibles de Oceanwood, la gestora de ‘hedge funds’ británica que controla el 16,7% del capital de Liberbank a través de cinco vehículos de inversión distintos con sedes en La Valleta (Malta) e Islas Cayman. Sin embargo, la firma es objeto de todas las miradas, tanto de los pretendientes a comprar la entidad como Abanca o Unicaja, como de las investigaciones de la CNMV sobre los movimientos en el valor, como recordó el presidente del supervisor, Sebastián Albella, con motivo de la aparición efímera de Bank of America Merrill Lynch como accionista significativo de Liberbank.

Oceanwood, representada en el consejo de administración por el gallego David Vaamonde, está dirigida por el ex Merrill Lynch, Julián García Woods, número dos del ‘hedge fund’ tras el fundador Chris Gate y ‘culpable’ de los recientes éxitos de la firma y la apetencia por empresas españolas. De hecho, el ‘hedge fund’ fue clave en la entrada de Abanca como accionista de Nueva Pescanova, la heredera de la histórica pesquería, pero también desencadenó la compra de NH Hoteles por el grupo tailandés Minor en 2018.

Ahora está jugando un papel clave en los altibajos bursátiles de Liberbank, que subió más del 5% el 28 de mayo al calor de rumores sobre opa y bajó el viernes y lunes un 3,9% y 4,3%, respectivamente, tras enfriarse el escenario especulativo. Aunque es inversor a largo plazo en la entidad desde que tomó un 5% en mayo de 2013, a diferencia de los institucionales españoles puede hacer uso del préstamo de acciones a inversores bajistas -territorio vedado por ley para los fondos ibéricos- y está haciendo uso de estrategias algo más sofisticadas 'made in London'.

Los traspasos entre sus propios fondos malteses y 'caymaneses' han comenzado a hacerse más habituales desde que se rompió la fusión con Unicaja, una señal de un cambio de condiciones en sus contratos de derivados, según fuentes financieras. Oceanwood posee el 16,7% de Libernak, la mitad en acciones y la otra mitad en derivados financieros.

Estas permutas le permiten está invertido pero sin tener las acciones a cambio del pago de unos intereses. Oceanwood Opportunities Master Fund es el fondo que agrupa el grueso de la operativa en Liberbank, aunque hay otros como Oceanwood Europe Limited, Oceanwood Europe II Limited, Oceanwood Crown S.V. Limited o Crown/Oceanwood Segregated Portfolio (C/O SP), otro ente jurídico al que traspasó un derivado sobre el 1,2% de Liberbank.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios