Miércoles, 24.04.2019 - 08:17 h
Por 1.500 millones de dólares

Santander rectifica y amortiza un 'CoCo' en dólares tras no rescatar a su 'gemelo'

El banco opta por el rescate de una serie participaciones perpetuas emitidas en 2014 tras su negativa a hacerlo en marzo con su gemela.

Sede del Banco Santander - EFE
Sede del Banco Santander en Boadilla - EFE

Esta vez, sí. Banco Santander ha comunicado que procederá a la amortización y rescate de una serie de participaciones perpetuas 'Tier 1' (también conocidas como contingentemente convertibles o 'CoCos' en la jerga financiera) por importe de 1.500 millones de dólares, emitida en 2014, tras su negativa a hacerlo en marzo con su serie gemela en euros y que también emitió ese mismo año.

A comienzos de año, Santander tenía pendientes dos amortizaciones de estos bonos 'anticrisis' que se emitieron para reforzar la solvencia y el colchón de capital de la entidad en 2014. El que se emitió en euros vencía el 12 de marzo pero la entidad optó por no rescatarlo, convirtiéndose en el primer banco europeo en hacerlo para sorpresa de los inversores.  Santander esgrimió criterios económicos para esta decisión. Esta vez, la entidad española ha optado por amortizar la serie que vence el próximo 19 de mayo pese a que las condiciones son gemelas al anterior con un cupón del 6,4% anual y también emitido a perpetuidad.

La amortización anticipada de la totalidad de las PPCC, que ha sido autorizada por el Banco Central Europeo (BCE), se efectuará en la primera fecha de determinación prevista del 19 de mayo de 2019 (la “Primera Fecha de Determinación”), de conformidad con lo previsto en las 'Condiciones de las Participaciones Preferentes' del folleto de las PPCC. "La decisión del emisor de ejercer el derecho de amortización anticipada es de carácter irrevocable", apunta el banco.

Los CoCos son un tipo de deuda que es perpetua y que se convierte en acciones en el supuesto de que el capital de máxima calidad -y la solvencia- de una entidad financiera caiga por debajo de un determinado nivel. Existe la posibilidad de que las entidades no los amorticen en la ventana abierta a los cinco años, pero no es lo habitual.

De hecho, la mayoría de estos bonos que se han venido emitiendo en Europa han sido amortizados a los cinco años pese a su carácter perpetuo. Santander optó por cambiar la marcha en febrero, pero ahora ha rectificado. La emisión, lanzada en septiembre de 2014 y cuyo vencimiento estaba previsto en mayo, no incluía el derecho de suscripción preferente para accionistas, y se hizo sólo para inversores institucionales extranjeros.

Para poder efectuar esta amortización sin que afectara a los requisitos mínimos de capital y deuda (MREL) que le exigen las autoridades de la Unión Europea, el banco que preside Ana Botín realizó una colocación de CoCos por importe de 1.200 millones de dólares a principios de año. Así, Santander duplicó la emisión de instrumentos AT1 que tenía previsto realizar en 2019 en una operación cuyo objetivo era dotar a la entidad de más flexibilidad a la hora de decidir si amortizar o no estas emisiones, según explicaron entonces fuentes financieras.

Ahora en Portada 

Comentarios