La segunda criptomoneda más grande

Vitalik Buterin: el joven ruso que traicionó a Bitcoin para crear Ethereum

Es uno de los rostros más destacados en el mundo de las divisas digitales y es, para las grandes revistas, uno de los ejecutivos más prometedores. 

Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum / Techcrunch
Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum / Techcrunch

El bitcoin acapara la mayoría de noticias sobre el mercado de las criptomonedas. No es para menos. Se trata de la mayor divisa digital en tamaño con una capitalización próxima a los 106.000 millones de dólares (90.800 millones de euros). Pero hay otras que no captan tanta atención y que tienen un tamaño también significativo. Entre estas, destaca Ether la criptomoneda que está ligada al sistema blockchain denominado Ethereum. Dicha moneda digital tiene un valor de casi 45.000 millones de dólares (38.550 millones de euros). 

La dimensión del sistema Ethereum es relevante y sería un gigante en el mercado español. Tiene un valor superior a 'blue chips' del Ibex como Telefónica, similar a BBVA y un poco por debajo de Iberdrola. Y lo más soprendente de todo, entre los grandes artífices de este éxito está un joven de 24 años, programador, nacido en Rusia y que se llama Vitalik Buterin. 

El cofundador de Ethereum está en el 'olimpo' empresarial a tan temprana edad y no es para menos. La revista Fortune, que publica la lista de los 40 empresarios más prometedores con menos de 40 años, ha situado a Vitalik Buterin al mismo nivel que gente mucho más mediática como es el caso de Emmanuel Macron, presidente de Francia, o Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Por su parte, otra revista como Forbes, le sitúa en la lista de los 30 ejecutivos por debajo de 30 años que tendrán más éxito en el futuro, un ranking que está acaparado por numerosos vicepresidentes de los grandes bancos de EEUU. 

La historia de Vitalik Buterin con las criptomonedas se remonta a años antes de cofundar Ethereum a mediados de 2014. El joven siempre estuvo interesado en las divisas digitales (gracias a su padre) y fundó, junto a Mihai Alisie, la revista Bitcoin Magazine tras colaborar anteriormente con otros blogs sobre criptodivisas. No en vano, su mente es prodigiosa y en 2012 conseguía una medalla de bronce en la Olimpiada Internacional de Informática. Por si fuera poco, se mudó a Canadá y en su colegio fue asignado a un grupo para superdotados gracias a sus grandes conocimientos de matemáticas, economía y programación. 

La creación de Ethereum se fraguó después de una traición a Bitcoin, dónde Buterin trabajó antes de lanzarse en solitario a crear su propio sistema. Años después abandonó su trabajo y a través de una campaña de crowdfunding, mecanismo de colaboración para financiar diversos proyectos, llevada a cabo a mediados de 2014 y en la que los participantes compraron fracciones o participaciones de la criptomoneda. De hecho, consiguieron recaudar más de 18 millones y batió un hito: fue la campaña que más dinero recaudó hasta dicha fecha. 

La evolución de Ethereum ha sido similar a la que ha experimentado el bitcoin. En el arranque de 2017 cotizaba en los ocho dólares y rápido experimentó un rally alcista que le situó, justo un año después, en los 723,48 dólares. Es decir, multiplicaba por 90 veces su precio en doce meses e incluso llegaba a alcanzar los 1.415 dólares a mediados de enero de este año. Aun así, Ethereum supera en el aspecto técnico a Bitcoin debido a que no es solo una moneda sino un complejo entramado blockchain que entre otras características tiene en su funcionamiento los denominados contratos inteligentes('smart contract'), que tanto han dado que hablar sobre todo en el mundo financiero.

Aun así, las dudas acerca de la seguridad de las divisas digitales y los numerosos robos que se han producido han desatado cierto pánico entre los inversores. Además, habría que sumarle el repunte del fraude, blanqueo de capitales y financiación del terrorismo que se realiza con las divisas digitales. Con todo este escenario de fondo, el precio del Ethereum se encuentra cotizando en la zona de los 445 dólares y los distintos organismos alertan acerca de la necesidad de regular este tipo de activos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios