Perspectivas positivas para este año

Vuelven las megaoperaciones a Europa: la OPV de Metrovacesa, cuarta más grande 

La actividad de salidas a bolsa se prevé que siga siendo positiva, aunque los inversores están pendientes de tensiones geopolíticas e incertidumbres.

Salida a Bolsa Metrovacesa
El presidente de Metrovacesa, Ignacio Moreno, y el CEO de la compañía, Jorge Pérez de Lezo.

La bolsa española ha cerrado el primer trimestre del año con una única salida a bolsa u OPV (Metrovacesa) por valor de 804 millones de dólares, que se sitúa según el estudio 'Global IPO trends Q1 2018' de EY como la cuarta operación de más importe de Europa y la undécima a nivel mundial. Sólo es superada en el Viejo Continente por las OPVs de Siemens Healthineers (5.200 millones de dólares), DWS Group (1.800 millones) y Elkem (1.000 millones).

Cecilia de la Hoz, Socia del Área de Transacciones de EY, ha anticipado que "las previsiones mundiales de salidas a bolsa se mantienen optimistas para 2018 gracias al regreso de los megadeals (operaciones de más de 1.000 millones de dólares), a la solidez de los resultados empresariales y a la calidad del pipeline. En el caso de España, donde hay más de una decena de empresas que están pensando dar el salto al parqué en el corto plazo, es percibido como un mercado estable, maduro y con margen para crecer mucho en los próximos ejercicios". 

El estudio de EY señala que, a pesar de la volatilidad de los mercados, el ritmo de salidas a bolsa fue positivo a nivel mundial al conseguir un mayor volumen de capital con menos operaciones durante el primer trimestre. El número de OPVs descendió en este período un 27%, hasta las 287 operaciones, mientras que el capital captado creció un 28%, hasta los 42.800 millones de dólares.

Precisamente, la vuelta de grandes operaciones llevó a EMEIA (Europa, Oriente Medio, India y África) a experimentar el mejor primer trimestre desde 2015 y a alzarse como la región más activa del mundo, por delante de América y Asia-Pacífico, al incrementar un 191% el volumen de capital captado (hasta 16.000 millones de dólares) en las 86 OPVs realizadas.

Europa cerró el trimestre elevando un 247% el importe de las salidas a bolsa, hasta los 14.700 millones de dólares, en un total de 39 operaciones (un 9% menos). De hecho, el continente europeo registró en este período dos de las tres mayores operaciones del mundo (Siemens Healthineers y DWS Group) y seis de las 20 mayores.

Por su parte, América fue la única región del mundo que registró aumentos interanuales tanto en el número de operaciones (44 OPVs, un 29% más que en el mismo periodo de 2017) como en el volumen de capital (15.400 millones de dólares, un 22% más). Estados Unidos registró 36 salidas a bolsa (un 44% más) por valor de 12.800 millones, lo que supone un aumento del 17%, de las cuales cinco figuraron entre las 10 más importantes del mundo.

Previsiones para este año 

La actividad de salidas a bolsa se prevé que continúe siendo positiva el resto del año, aunque los inversores seguirán pendientes de las tensiones geopolíticas y de las incertidumbres existentes.

La región de EMEIA cuenta con perspectivas positivas para 2018, gracias a que el crecimiento económico es sólido y a que el consumo y las inversiones ganan impulso. Se prevé que Europa mantenga el optimismo en los próximos meses al esperarse grandes operaciones para finales de año. Se estima que India siga siendo muy activa, mientras que el optimismo en Oriente Medio está ligado a la mejora de su entorno macroeconómico y político. Por su parte, la actividad en África se mantendrá moderada ante la inestabilidad política y económica en muchos de sus mercados clave.

El apetito inversor por las OPVs continuará en Estados Unidos, existiendo todavía un gran interés por el sector salud y con la previsión de que la recuperación de los precios del petróleo pueda respaldar más operaciones de empresas energéticas.

Asia-Pacífico seguirá siendo previsiblemente la región más activa en cuanto a número de salidas a bolsa, resistiendo a temores como el de una posible guerra comercial y a la subida de tipos de interés en EEUU. Estas positivas perspectivas se apoyan en el fuerte crecimiento económico que se espera en varios países de la región, en la confianza de los inversores y en la salud de su pipeline. El estudio concluye que será poco probable que los mercados de China alcancen los niveles de 2017 al contar las empresas con menos aprobaciones para empezar a cotizar por parte del regulador y al disponer de una supervisión más estricta. Por el contrario, se espera que la actividad en Japón aumente en los próximos meses hasta registrar alrededor de 100 OPVs en 2018.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios