Domingo, 16.02.2020 - 20:52 h

La Cruz Roja denuncia una crisis humanitaria en las urgencias de los hospitales ingleses

En lo que va de año, al menos 140 pacientes han sido rechazados y tres han fallecido mientras esperaban a ser atendidos.

Keith Willet, el director de emergencia del NHS en Inglaterra, niega que haya "una crisis humanitaria", como denuncia la Cruz Roja

La Cruz Roja denuncia la una crisis humanitaria en las urgencias de los hospitales ingleses

El sistema de salud británico está enfermo. La organización Cruz Roja ha emitido un comunicado donde alerta sobre "la crisis humanitaria" de los hospitales de Reino Unido. A través de su página web, la organización informa de que ha tenido que ceder personal médico y ambulancias en ciudades como Nottingham, Leicester, Lincoln, Kettering o Northampton desde el pasado 1 de enero. Se trata de un insólito llamamiento que ocupa el mismo lugar de importancia en el portal web de la organización que las peticiones de ayuda para Yemen, Chad y Siria.

Keith Willett, director de emergencia, ha negado a la BBC que la situación "haya llegado al punto" en que pueda considerarse una crisis humanitaria, aunque ha admitido que demanda es "más alta que nunca" y que el personal sanitario está bajo una presión "sin precedentes".

No es la primera vez que el sistema de salud británico es cuestionado. En los últimos años, debido a los recortes presupuestarios y los distintos cambios en la gestión, el sistema de salud británico, otrora orgullo nacional, sufre su peor crisis. 

La alerta de Cruz Roja se produce tras la muerte de tres pacientes durante estas navidades que tuvieron que  esperar a ser atendidos durante un  largo tiempo en una camilla en los corredores del servicio de Urgencias del Royal Hospital de Worcestershire, informa el diario británico The Guardian.

Uno de los casos es el de una mujer víctima de un ataque al corazón, que falleció después de esperar en esas condiciones durante 35 horas. El hospital ha abierto una investigación, pero reconoce hallarse bajo una gran presión, debido a la sobrecarga de admisiones en los meses de invierno. Según el diario británico, solo el miércoles 30 de enero un total de 30 pacientes tuvieron que esperar en los pasillos colapsados a ser atendidos. Es el caso de la mujer de John Freeman que cuenta en The Guardian que su mujer, tras sufrir una trombosis, tuvo que esperar 54 horas en una camilla en los corredores del hospital a ser atendida. “Las enfermeras hicieron todo lo que pudieron”, afirma Freeman, “pero el lugar se hallaba colapsado. Era una locura, horrendo. Había al menos 20 personas en camillas. Era difícil moverse. Faltaban almohadas, sábanas, incluso comida", explica.

Los tres muertos ocurrieron entre Fin de Año y el pasado 3 de enero y saltaron a la luz este viernes, coincidiendo con una avería en el sistema de ambulancias de Londres.Jeremy Corbin pide a Theresa May que comparezca 

Es tal la magnitud de la crisis en los hospitales británicos que el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha reclamado la comparecencia urgente de la "premier" Theresa May en el Parlamento ante la alerta de "crisis humanitaria" en los hospitales británicos declarada por la Cruz Roja.

“Estamos ante una crisis sin precedentes en nuestro sistema sanitario", declaró Corbyn. "Los hospitales están rechazando pacientes ante la falta personal, los enfermos están hacinados en los pasilllos de Urgencias esperando ser atendidos... Esta es una crisis causada no por una epidemia, sino por las políticas del Gobierno conservador”.

Las cifras hablan por sí solas. En lo que va de 2017, más de 140 pacientes han sido rechazados durante la primera semana en las Urgencias de los hospitales británicos. Según la alerta de la Cruz Roja, al menos 14 zonas básicas de salud están afectadas por los recortes.

Desde la NHS han pedido al público que se reserven las urgencias para casos de riesgo vital. No en vano, este colapso del servicio se produce coincidiendo con el aumento de los problemas respiratorios que trae el invierno y que se han incrementado en un diciembre muy seco en el que ha aumentado la contaminación en las grandes ciudades británicas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING