Lunes, 22.04.2019 - 10:44 h
Otra polémica decisión 

Regalo de Trump a las grandes empresas: el Senado aprueba su reforma fiscal

Los demócratas critican la que es la mayor rebaja del impuesto de Sociedades del país. Deberá votarse ahora en la Cámara de Representantes.

El presidente de EEUU, Donald Trump.
El presidente de EEUU, Donald Trump. / EFE

Favor de Donald Trump a las grandes compañías estadounidenses.  Su reforma fiscal  ha sido aprobada este miércoles por el Senado de Estados Unidos y pasa de nuevo a la Cámara de Representantes para superar el último trámite. La medida supone la mayor rebaja del impuesto de sociedades a las grandes empresas para potenciar su inversión e incrementaría en los próximos años en 1,4 billones de dólares la deuda nacional para impulsar la economía.

La reforma ha sido aprobada con 51 a favor y 48 en contra. Anteriormente, el texto había recibido el visto bueno de la Cámara Baja con 227 a favor y 203 en contra -con el voto en contra de doce republicanos y el de ningún demócrata a favor-, según ha informado el diario The New York Times.

Al menos once de esos doce republicanos son de los estados de California, Nueva Jersey y Nueva York, que se verán fuertemente afectados por una de las medidas que incluye limitaciones de la deducción fiscal a 10.000 dólares (8.400 euros).

Duras críticas

La legislación ha sido duramente criticada por el Partido Demócrata no solo la esencia de la reforma, que entienden como un regalo al sector más rico de la población a costa de la clase media, sino también por el secretismo inicial en torno a la votación dado que el borrador final de la reforma no ha estado disponible para el público hasta pocas horas antes de la votación que tuvo lugar a principios de diciembre.

Los demócratas han acusado en reiteradas ocasiones al Partido Republicano de estar haciendo un regalo así a las grandes corporaciones mientras aumentan la deuda federal en el proceso.

El senador por el estado de Nueva York, Chuck Schumer, ha alertado de que se trata de un "asunto muy serio". "Creemos que están arruinando Estados Unidos. Podrían prestar atención aunque solo fuera durante unos minutos", ha manifestado durante su último alegato ante la cámara antes de la votación.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios