Miércoles, 19.09.2018 - 05:45 h
Cuenta atrás para la desconexión

Londres se moviliza por su imagen ante el Brexit... y niega una fuga de empresas

El embajador asegura que la City seguirá siendo el destino principal de inversión extranjera y que tratan a todas las empresas como a las británicas.

Simon Manley, embajador británico en España
Simon Manley, embajador británico en España.

Cuenta atrás para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y crecen los temores en el Gobierno británico por su imagen en el resto de países. El embajador en España, Simon Manley, ha intentado explicar este lunes a la prensa los pasos que se están dando para mejorar esa percepción, pero sin ofrecer detalles sobre la hoja de ruta diplomática para lograrlo. Evidentemente, el Brexit está teniendo un impacto notable en toda la sociedad europea.

En esta línea, Manley negó la evidencia de fugas de empresas, como la anunciada recientemente por la multinacional Unilever. También de otras de servicios financieros. El diplomático aseguró que Londres "fue, es y será el destino preferido de empresas europeas de inversión extranjera" y  dejó claro que en el futuro se "mantendrá esa atracción". Y remachó: "No existe ningún proteccionismo, por lo que tratamos a las empresas extranjeras igual que a las británicas". 

¿Plan de Londres? "No nos dejan entrar en detalles", ha comentado el máximo representante de Reino Unido en nuestro país. El mensaje que quería transmitir estaba claro: "Estamos trabajando estrechamente para obtener el mejor resultado durante este proceso y limitar los daños para todos".  Y más referencias genéricas al mantenimiento de la calma: "Queremos reforzar la colaboración y prosperidad en el futuro".

El embajador no ha querido pronunciarse en aspectos claves como la duración del proceso de transición del Brexit, cómo va a afrontar asuntos concretos como las polémicas relaciones entre Gibraltar y sus vecinos andaluces (sin entrar en detalles y zanjando el tema con que las conversaciones están siendo positivas) o la problemática sobre qué tipo de frontera implementar en Irlanda del Norte (aunque aclara que quieren evitar la frontera física siguiendo el ejemplo de otros países).

Sobre cómo pretende el gobierno británico mantener los lazos que le llevan uniendo a la Unión Europea durante 45 años, silencio. Eso sí, ha asegurado que la intención del gobierno británico es que los ciudadanos españoles que estudian o trabajan en su país sigan haciéndolo y quieren "asegurar las mismas condiciones para los que vengan después de marzo de 2019".

Administraciones como la Comunidad de Madrid han puesto en marcha proyectos para aprovechar la coyuntura y atraer empresas a su redil. Es el caso de la iniciativa "Think Madrid", con el que colabora la oficina "Invest in Madrid".  Como publicó este diario, no obstante, la cuestión no es fácil y apenas una decena de multinacionales ubicadas en la City de Londres han decidido ya o han transmitido su intención de trasladar sus oficinas a Madrid, que compite con París o Frankfurt, a la sazón las dos plazas favoritas para las grandes firmas que abandonarán las orillas del Támesis en busca de un destino dentro de la Unión Europea.

Por ejemplo, solo en la ciudad francesa se espera recibir más de 20.000 puestos de trabajo procedentes del otro lado del Canal de la Mancha y hasta el mismo presidente Macron se ha implicado en el proyecto.  La competición, por tanto, no ha hecho más que comenzar y en la Comunidad aspiran a que la fuga de empresas que tienen sede en la City se acelere a medida que se vaya concretando el Brexit.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios