Sábado, 22.09.2018 - 05:55 h
Un especialista gana 400.000 dólares anuales

Los médicos de Canadá rechazan que se suban sus sueldos: "No lo necesitamos"

Cientos de médicos de Quebec han firmado una petición para cancelar el aumento y que el dinero se destine a los enfermeros, que cobran mucho menos.

Fotografía de dos médicos.
 

Cuando se habla de progreso hay que mirar a Canadá. Ese país situado encima de los Estados Unidos que aparentemente no hace mucho ruido en el ámbito internacional, pero que de puertas para adentro irradia felicidad gracias a sus políticas: es el tercer país del mundo con mejor calidad de vida según la OCDE.

Sus habitantes confían en sus gobernantes por encima de la media mundial, y en ello quizá tenga mucho que ver las medidas aplicadas: una educación de calidad, salarios en el 'Top 10' mundial y la etiqueta de uno de los países más seguros del planeta.

Asimismo, del canadiense siempre se destaca su amabilidad y su preocupación por el bienestar de un tercero, algo que se ha vuelto a poner de manifiesto en el ámbito de la sanidad.

En febrero, la federación de médicos especialistas de Quebec alcanzó un acuerdo con el Gobierno para aumentar los salarios anuales de 10.000 especialistas en un 1,4%, de los 4,7 billones de dólares actuales a los 5,4  billones aprobados para 2023.  

El salario medio para un especialista en Quebec es de 403.537 dólares anuales, una cifra alta en el país. Si la medida de subir el sueldo se hubiese aplicado en otro lugar, probablemente habría sido aceptada con gusto por los trabajadores, pero en este caso el Gobierno se ha topado con la negativa de los médicos: "Ya ganamos mucho. La subida de sueldo ha de ser destinada a los enfermeros, que lo necesitan más". 

Esta es la respuesta de más de 700 médicos, residentes y estudiantes de medicina de Quebec que han firmado una petición para cancelar sus incrementos salariales. El grupo Médecins Québécois Pour le Régime Public (MQRP), empezó la recogida de firmas el pasado 25 de febrero y el número de firmantes no para de crecer.

"Los médicos de Quebec creemos en un sistema público fuerte, y nos oponemos a las recientes subidas en las remuneraciones negociadas por nuestras federaciones médicas.

Estos aumentos de salarios son todavía más chocantes sabiendo que nuestros compañeros y compañeras enfermeros y otros profesionales, sufren unas condiciones de trabajo muy difíciles, al mismo tiempo que nuestros pacientes conviven con la falta de acceso a los servicios requeridos debido a los recortes enormes de los últimos años y a la centralización del poder en el ministerio de Sanidad. La única cosa que parece inmune a los recortes son nuestros salarios...

Por ello pedimos que el aumento de nuestros salarios sea anulado y que los recursos del sistema sean mejor distribuidos por el bien de trabajadores y trabajadoras, con el fin también de asegurar unos servicios dignos a la población de Quebec", reza el comunicado del grupo.

Un post viral de una enfermera fue el detonante

Una organización de enfermeras de Quebec instó al Gobierno a valorar la escasez de enfermeras, buscando una ley que pueda limitar el número de pacientes que una enfermera puede atender. El gremio de la enfermería reclama que están desbordados y por ello han realizado varias sentadas en los últimos meses.

Un post viral en Facebook puso el grito en el cielo sobre la situación. La enfermera Émilie Ricard publicó una fotografía de sí misma con la cara demacrada por el cansancio después de una larga guardia nocturna. Era la única enfermera de la planta y  atendió a 70 pacientes. Estaba tan estresada que sufrió calambres durante buena parte de la noche.

"Estoy destrozada por mi profesión, avergonzada por la pobreza de los cuidados que podemos llegar a dar. El sistema de sanidad está enfermo y muriendo", publicó en la red social. Su indignación fue escuchada y sus compañeros médicos no han dudado en acudir a la llamada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios