Martes, 19.11.2019 - 17:45 h
También en España

No solo China: la IA para vigilar a los ciudadanos ya está presente en 75 países

La tecnología de reconocimiento facial que el Gobierno de Pekín ya utiliza para puntuar y multar a la población se expande a democracias y autocracias

No solo China: la IA para vigilar a los ciudadanos ya está presente en 75 países
No solo China: la IA para vigilar a los ciudadanos ya está presente en 75 países. / China © Gorodenkoff

La tecnología nos vigila. No se trata de una exageración o de ciencia-ficción, sino que la combinación de dispositivos con cámaras y la inteligencia artificial ha creado un sistema de control social digno de una novela de George Orwell. Por ejemplo, en China, gracias a una sofisticada IA de reconocimiento facial, las autoridades del país controlan el comportamiento de los ciudadanos en casi cualquier lugar. Por eso, a principios de año decidía invertir en esta tecnología nada menos que 3.000 millones de dólares. Sin embargo, China no es el único exponente; la IA destinada al control social ya está presente en 75 países, según el último informe del Fondo Carnegie para la Paz Internacional. Y España está entre ellos.

No se trata solo de que acciones de los Gobiernos, sino que las grandes empresas ya se están aprovechando del potencial de la IA con el análisis de datos. Eso sí, un número cada vez mayor de países están utilizando este tipo de tecnologías con fines represivos o policiales y, como señala el informe, hay "algunos legales, otros que violan los derechos humanos". De los 176 países analizados en la investigación, esta tecnología está presente en 75 de ellos. Y no solo por culpa de China (presente en 63 países), sino que las compañías de EEUU también tienen buena parte de responsabilidad: su IA de vigilancia está presente en nada menos que 32 naciones.

En España, tanto compañías chinas como de EEUU están presentes: según la investigación, Herta, Huawei, IBMN, SICE son las empresas que operan actualmente en España y que cuentan con tecnología de control social.

"China es un importante impulsor de la vigilancia mediante IA en todo el mundo. La tecnología vinculada a las empresas chinas, en particular Huawei, Hikvision, Dahua y ZTE, suministra tecnología de vigilancia con IA en 63 países. Solo Huawei es responsable de proporcionar tecnología de vigilancia con IA a al menos 50 países de todo el mundo. Ninguna otra compañía se le acerca. El siguiente mayor proveedor no chino de tecnología de vigilancia de IA es la Corporación NEC de Japón (14 países)", explica el informe.

"Los lanzamientos de productos chinos a menudo van acompañados de 'préstamos blandos' para alentar a los gobiernos a comprar sus dispositivos. Estas tácticas son particularmente relevantes en países como Kenia, Laos, Mongolia, Uganda y Uzbekistán, que de otro modo no podrían acceder a esta tecnología. Esto plantea preguntas preocupantes sobre la medida en que el Gobierno chino está subsidiando la compra de tecnología represiva avanzada", explican los investigadores.

"Pero China no es el único país que suministra tecnología avanzada de vigilancia en todo el mundo. Las empresas estadounidenses también están activas en este espacio. La tecnología de vigilancia de IA suministrada por empresas estadounidenses está presente en 32 países. Las empresas estadounidenses más importantes son IBM (once países), Palantir (nueve países) y Cisco (seis países). Otras compañías con presencia en democracias liberales —Francia, Alemania, Israel, Japón— también están desempeñando papeles importantes en la proliferación de esta tecnología. Las democracias no están tomando las medidas adecuadas para monitorizar y controlar la difusión de tecnologías sofisticadas vinculadas a una variedad de delitos", añaden.

Aunque quizás lo más impactante sea que "las democracias liberales son los principales usuarios de la vigilancia de IA. El índice muestra que el 51% de las democracias avanzadas implementan sistemas de vigilancia con IA. En contraste, el 37% de los Estados autocráticos cerrados, el 41% de los Estados autocráticos electorales y el 41% de las democracias no liberales implementan tecnología de vigilancia con IA. Los gobiernos en democracias completas están desplegando una gama de tecnología de vigilancia, desde ciudades seguras a plataformas para cámaras de reconocimiento facial. Esto no significa inevitablemente que las democracias abusen de estos sistemas. El factor más importante que determina si los gobiernos desplegarán esta tecnología con fines represivos es la calidad de su gobernanza", tal y como apunta la investigación.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING