Más de 40

De trucos publicitarios a obras de arte: los monolitos no son tan 'misteriosos'

Más de la mitad se han encontrado en Europa, y rozan la veintena en EEUU, pero también han llegado a Paraguay, Panamá y Colombia. Incluso España tiene su propio monolito.

Monolito de Ayllón
El único monolito registrado en España apareció en el municipio de Ayllón, en Castilla y León.
AYUNTAMIENTO DE AYLLÓN

Cuando un grupo de biólogos avistó una estructura extraña en los valles rojos de Utah mientras contaban ovejas salvajes, decidieron acercarse para investigar. El objeto resultó ser un pilar metálico de casi tres metros de altura, colocado en el suelo sin una inscripción que revelara su proveniencia. Dos días después, el 20 de noviembre, el Departamento de seguridad pública de Utah publicó unas fotos y vídeos del objeto, llamándolo por primera vez un "monolito". El nombre terminaría reverberando a través de los medios de comunicación y las redes sociales, y miles de personas empezaron a especular acerca de la proveniencia de la estructura que había sido puesto anónimamente en una zona tan remota.

Las primeras comparaciones apuntaban a la película '2001: Una odisea espacial', en la que una losa de origen desconocido entra en contacto con la humanidad para causar un salto evolutivo. Los aficionados a la ciencia ficción no perdieron la oportunidad para conjeturar que podía tratarse de un fenómeno de naturaleza alienígena, hipótesis que todavía mantienen algunos entusiastas. Otros manejaban teorías parecidas, pero más siniestras, indicando que podía tratarse de un dispositivo de control mental.

En menos de 48 horas desde la publicación de las fotos un usuario de la página web Reddit localizó el pilar y compartió sus coordenadas. Al preguntársele cómo logró averiguar la ubicación mencionó detalles del terreno, como el tipo de roca y la erosión, además de la ruta del helicóptero y los lugares en los que podía aterrizar. "Me tomé 30 minutos inspeccionando lugares al azar cerca del cruce de los ríos Green y Colorado, y luego 15 minutos más para encontrar el punto exacto", afirmó en una publicación.

Desde ese momento, cientos de visitantes empezaron a llegar al remoto valle para ver el monolito, montarse en él y tomar fotos. Los distintos testimonios describieron un pilar aparentemente hueco con la forma de un prisma triangular, insertado en el suelo con la ayuda de una sierra para hormigón, con lados hechos con planchas de acero inoxidable y puestos juntos con remaches. Hubo quien comparó la estructura a las obras de John McCracken, un artista estadounidense famoso por sus esculturas minimalistas, especialmente los tablones monocromáticos que forman parte de algunas colecciones en museos de Nueva York y California. Otro grupo artístico, denominado con cierta ironía 'The Most Famous Artist', ha llamado la atención de los medios reclamando la autoría de la escultura de manera vaga e indirecta así como vendiendo réplicas a 45.000 dólares (poco más de 37.000 euros). 

Sin embargo, hay un detalle que contradice estas dos posibilidades. Las imágenes satelitales de la zona, aportadas por Google Earth y publicadas por el mismo usuario que ubicó el monolito, Tim Slane, muestran que fue instalado entre agosto de 2015 y octubre de 2016. McCracken murió en 2011, y los supuestos borradores conceptuales de 'The Most Famous Artist' datan de agosto de 2020. A pesar de estas dos atribuciones erróneas, una gran cantidad de internautas mantienen que podría tratarse de un proyecto artístico similar a 'El campo de rayos' de Walter de Maria o el 'Millenium cairn' de Andy Goldsworthy

Monolito Utah Google EarthGoogle Earth

Mientras continuaba la especulación en los foros de internet, los viajeros que llegaron a Utah el 28 de noviembre se encontraron con que el monolito había desaparecido. Los que seguían el desarrollo de la historia celebraron lo que podía ser la confirmación de sus teorías más descabelladas. Sin embargo, el júbilo no duró mucho. Dos publicaciones revelaron los autores de la retirada del monumento, una de parte de un testigo y otra a manos de uno de los participantes. Sus motivaciones apuntaron al daño ambiental que habían causado los turistas sin experiencia en senderismo en el terreno, que no estaba preparado para el tráfico ingente de personas. Al ser un sitio de importancia arqueológica, los responsables refirieron a la máxima de "no dejar rastro", que propone una serie de reglas para conservar los espacios naturales. 

Pero Utah apenas era el comienzo. Un segundo monolito fue encontrado el 27 de noviembre en la ciudad rumana de Piatra Neamț, con características similares al primero, aunque presentaba ciertas diferencias en su textura. Dos días después, la estación de radio Jurnal FM reportó la desaparición de la estructura, además de la presencia en el mismo lugar de una "luz brillante" que apuntaba al cielo según unos vecinos que decían haberla visto la noche anterior. Un periódico local atribuyó la escultura a "un soldador local mediocre" sin revelar su identidad. 

El tercer monolito apareció el segundo día de diciembre en la ciudad de Atascadero, en California. Pero pasaron apenas dos días antes de que tres hombres atacaran y destruyeran el monumento mientras lo transmitían en continuo a través de una plataforma de Internet. En su lugar montaron una cruz de madera a la vez que declaraban que trabajaban para Trump y QAnon (una popular teoría de conspiración) y no querían que vinieran 'aliens' al país, jugando con el doble significado de 'extraterrestre' y 'extranjero'. Al día siguiente, un grupo de cuatro artistas admitieron que habían sido los artífices de la instalación del monolito y declararon sus intenciones de colocar uno nuevo. "Queríamos que fuera una pieza de arte de guerrilla", dijo Wade McKenzie, uno de los artistas responsables, al New York Times, "pero fue derribado de manera tan maliciosa que decidimos que teníamos que reemplazarlo".

A partir de ese momento, se han registrado más de 40 monolitos de diferentes materiales y colores. Más de la mitad se han encontrado en Europa, y rozan la veintena en EEUU, pero también han aparecido en Paraguay, Panamá, Australia y Colombia, donde el monolito tenía un color dorado. Algunos han sido parte de una estrategia publicitaria, como uno que promocionaba una compañía de logística en Ucrania. Otros han nacido de la creatividad de artistas locales, como un diseñador que montó una estructura de madera y la cubrió de espejos en la isla inglesa de Wight. Pero la autoría de la gran mayoría sigue sin conocerse. Varios han sido retirados por las autoridades locales. Otros tantos han desaparecido, alimentando la polémica y las conspiraciones. Incluso España tiene su propio monolito en Ayllón, el municipio de Castilla y León. Estos mantienen el misterio que inspiró aquel primer pilar metálico en Utah, y se han vuelto, en palabras de la alcaldesa de Atascadero, Heather Moreno, "algo único y divertido en tiempos estresantes".

Mostrar comentarios