Miércoles, 22.08.2018 - 01:54 h
Telediaria

Así es la nueva televisión que ha dejado obsoleto el infalible truco de 'Aquí hay tomate'

Aquí hay tomate
Fueron los reyes de los cebos.

Raúl Gómez se ha convertido en el corredor más televisivo del panorama gracias a su programa Maraton Man en Cero. Ahora, tras su éxito corriendo por el mundo, la cadena de Movistar amplia este universo atreviéndose con un formato peculiar en el que el 'runner' entrevista a diferentes personalidades. Y lo hace mientras corre, claro, que para eso es 'runner'.

Esta creativa propuesta se llama El Running Show y cada uno de sus capítulos, grabados en los caminos de la madrileña Casa de Campo, abordan un tema: el éxito, el sacrificio, el humor, la inmortalidad...

El episodio de estreno, que llega a Cero (0#) este domingo a las 22.00h, está dedicado al nudismo. Así que Raúl correrá con personas que no tienen demasiados tapujos con la desnudez. En total, tres personas. Y el programa hace una inteligente mezcla entre protagonistas populares y anónimos. Así los invitados -corredores siendo entrevistados corriendo- serán la periodista Mercedes Milà, el divulgador científico Pere Estupinyà y el nudista Javier Martínez -que corre descalzo-.

Raúl Gómez metido en su papel en 'El running show'
Raúl Gómez metido en su papel en 'El running show'

Pero, paradójicamente, el formato no deja para el final la entrevista más mediática. No, el espacio arranca directamente con el rostro más popular, con Mercedes Milá. Una decisión editorial que podría parecer un error básico, pues el plato fuerte debería hacerse de rogar para que, de esta forma, los espectadores se quedaran hasta el final de la emisión.

Es más: para muchos directivos de la televisión tradicional sería incluso mejor si durante el discurrir del programa se fuera promocionando dicha aparición con breves vídeos que crearan expectación morbosa del público ante la aparición de Milá, lo que en el argot televisivo se denomina cebos y los popularizó Aquí hay tomatevendiendo noticias que nunca llegaban.

Sin embargo, en The Running Show se empieza por lo importante. Y define hacia donde van los consumos televisivos desde un canal como Cero, que ha interiorizado que su público ya no está sólo en la emisión lineal tradicional, también en el bajo demanda de Movistar Plus.

Y en los consumos 'a la carta', a diferencia del modelo de la tele de la década del 2000, es crucial marcar la atención del espectador en el comienzo del programa más allá de un cebo. Es la manera de que se quede y no huya a los tres minutos. El público ya no admite señuelos. Y, de existir cebo, el espectador puede adelantar el visionado con el cursor e irse directo hasta  lo que se esté promocionado como instante álgido, omitiendo el resto del contenido.

Al final, en la televisión bajo demanda ya pocos caerán en la trampa de los ganchos que pretenden que nadie cambie de canal. Las propuestas de contenido deben estar bien cerradas y contadas para que el espectador se quede por la historia que narra el formato en sí mismo

Ya no vale sólo vender apoteosis, que sostienen programas con largos minutos previos de relleno. Al contrario, mejor empezar por lo llamativo para que, después, el espectador se enganche al resto del producto en su consumo bajo demanda. Si la propuesta es buena se quedará, porque habrá dado una oportunidad al show. Pero, en cambio, si los primeros minutos son flojos rápidamente dejará de ver el formato y se fugará a otra propuesta en una era del multitud de contenidos a sólo un clic. Porque estamos en la era de la impaciencia. El tiempo de los cebos pasó. Aunque muchos creadores televisivos se resistan a percatarse de ello.

Así es la nueva televisión que ha dejado obsoleto el infalible truco de 'Aquí hay tomate'

Ahora en portada

Comentarios