Jueves, 18.10.2018 - 05:41 h
Telediaria

Frank Cuesta abre la veda del debate sobre los toros en el prime time

"Tres directores generales de la cadena me dijeron que no". Frank Cuesta habla claro. Es incontrolable. No entiende de autocensura y él mismo desvela que la nueva edición de su programa en DMAX Wild Frank causaba cierto temor. Pero, tras varios años insistiendo, ha conseguido su objetivo. 

Esta vez, el famoso aventurero se queda en casa y afronta un tema altamente sensible en nuestro país: los toros.

Tres directores generales después, DMAX se atreve a realizar este viaje en cuatro especiales por el cercano y, a la vez, desconocido mundo de la tauromaquia. Incluso para Frank Cuesta, que reconoce que se ha quitado algún que otro prejuicio con una tradición que, a nivel público, "desaparecerá dentro de diez años", prevé.

Eso sí, los responsables del formato, producido por Molinos de Papel (Callejeros), aseguran que estos especiales no marcarán una línea editorial en contra de los toros. El programa sólo enfrenta dos contextos para que el espectador extraiga sus propias conclusiones.  

Así, DMAX consigue un escenario más poderoso y menos evidente: enfrentar a Frank a la realidad que se vive en la trastienda de la tauromaquia. Cuesta asistirá, por primera vez, a una corrida en Las Ventas, compartirá rutinas de toreros en plena temporada taurina y se verá con ganaderos de la talla de Victorino Martín. O, lo que es lo mismo, Frank "humanizará" a sus "enemigos". El espectador, también. Sea de la opinión que sea.

Wild Frank Toros (domingos a las 21.30h) puede propiciar un interesante retrato de dos realidades enfrentadas que, juntas, ponen a pensar a la audiencia sobre una tradición que es tratada casi como una religión.

La tele española ha tratado históricamente la tauromaquia de una forma más complaciente que crítica

Tal vez, por eso mismo, porque ser una especie de religión, pocos se han atrevido a abrir un debate realista sobre la tauromaquia en el prime time nacional. De hecho, el universo de los toros es tradicionalmente tratado de forma condescendiente en el lenguaje de todas las cadenas. Incluso dotándolo de un glamour normalizador en los programas del corazón. De TVE al viejo Canal Plus. Ahora Frank Cuesta da un paso adelante. Y se diluye una vieja frontera. Este programa puede ser el punto de inflexión para abrir el camino a la hora de hablar de toros en el prime time con respeto pero sin que la tradición imponga. Porque, hasta ahora, los toros imponían más de lo que parece. 

Ahora en Portada 

Comentarios