Lunes, 23.04.2018 - 07:31 h

La orientación sexual como carne de polígrafo

Polígrafo homófobo
La pregunta.

 ¿Has mantenido relaciones con hombres?". Es una de las preguntas que ha sido reclamo del último polígrafo de Sábado Deluxe al que se ha sometido en el plató de Sálvame Julián Contreras.

A tal cuestión, el hijo de Carmina Ordoñez contestó que no, que no había tenido relaciones con hombres. Y la poligrafista, Conchita se llama, sentenció que estaba diciendo la verdad. Entonces, el público aplaudió y, justo después de la ovación, Lydia Lozano apuntilló que "se alegraba". La audiencia celebraba que Contreras no había tenido relación sexual con personas de su mismo sexo como, de forma inconsciente, viniendo a festejar que era una persona de bien.

El polígrafo es puro show. Su credibilidad está sobrevalorada. Pero, de nuevo, este interrogatorio puso su morboso foco en la diversidad sexual como un hecho negativo que es juzgable públicamente.

La pregunta, con la que se promocionó el programa, parecía televisión de otra época. Obsoleta. Rancia. Sin embargo, espontáneamente, el público aplaudió para celebrar que no había tenido relaciones con hombres. 

Ante tal panorama, el presentador, Jorge Javier Vázquez, se percató de que la homofobia interiorizada socialmente empezaba a planear por el plató  y soltó: "¿pero, por qué aplauden?" y, entre risas, intentó arreglarlo con su habitual ironía: "te aplauden porque no seas maricón", recalcó con humor. Y todos se rieron. Todos se percataron del galimatías.

La comedia solucionó el bochorno de un polígrafo que, sin demasiado, contenido tuvo que recurrir a apuntar con el dedo de forma pública por la orientación sexual. Eso que dicen que ya no es motivo para juzgar a nadie y que, en cambio, el polígrafo y el aplauso del público juzgó. 

Un aplauso que evidenció que existe una sociedad que todavía siente como un problema si la persona con la que te acuestas es del mismo sexo. Esa barrera aún no se ha derribado. Ni en el espectáculo del morbo del show del polígrafo ni en una parte importante de la realidad cotidiana.

Ahora en portada

Comentarios