Jueves, 24.05.2018 - 05:58 h
Telediaria

Seis razones por las que la nueva serie de Berto Romero es la comedia del año

Mira lo que has hecho, serie de Berto Romero
La generación de la comida para llevar.

Mira lo que has hecho. Así se llama la nueva serie de Berto Romero, que Movistar Plus estrena el próximo 23 de febrero-con la temporada completa bajo demanda-. Es la nueva serie de Berto Romero porque Berto Romero interpreta a un personaje que tiene más de un vínculo con su vida real, empezando por su nombre. Así el cómico promueve un interesante juego con el espectador. E incluso consigo mismo.

Una ficción, producida por El Terrat, que llega en el segundo mes de 2018 y, probablemente, ya se puede postular como la comedia del año, pues va a lograr una poderosa identificación con el público. Porque, aunque a priori, parece una serie cómica sobre padres primerizos, en realidad es una catarsis de la sociedad en la que vivimos. Y con cuádruple choque generacional inclusive.

1. Todos somos hijos

Mira lo que has hecho no sólo es una serie sobre padres primerizos, que lo es, sino que también es una comedia sobre hijos de sus padres. Y todos somos hijos.  Y de ahí la ficción abre un interesante arco de sensibles y realistas relaciones familiares. Tramas que crecen de la mano de la complicidad de un espectador que no podrá escapar de una emocional identificación con lo que sucede a Berto y a su mujer (encarnada por Eva Ugarte), junto a sus vínculos con sus familias, sus amigos y los otros (y algunos perturbadores) padres de la guardería. Todos influyen, pero no todos son buena influencia.

2. El espectador queda retratado

Lo interesante de Mira lo que has hecho es que, por fin, se actualizan los manoseados chistes de viejo cliché de la comedia televisiva nacional. Es más, esta producción no se queda en la superficie del gag del tópico y cuenta con el superpoder de que se atreve a hacer humor con la realidad social actual, la cómoda y la incómoda, que nos envuelve en el día a día de verdad. Hasta atreviéndose con temas más complejos en tiempos de dictadura de lo políticamente correcto. En este sentido, irrumpe algún que otro personaje secundario que destaca sobremanera y que desmonta cualquier síntoma de previsibilidad en la experiencia del visionado de cada capítulo en el espectador. Pero explicar más sería hacer un spoiler.

3. Choque generacional: abuelos, padres, nietos y lo que surja

Mira lo que has hecho no es una serie sobre Berto (Romero). Va más allá y realiza un curioso mapa de relaciones humanas con sus falsas apariencias, con sus postureos sociales y con sus miedos existenciales.  También enfrentando al cómico, al protagonista, a las nuevas formas de humor, indagando en el panorama de los jóvenes Youtubers, un hábitat donde la producción se lanza sin red. La serie muestra el choque de varias generaciones y lo muestra muy bien. Con las diferentes ópticas de observar la vida y los complicados egos sociales, por cierto, muy bien interpretados. La primera comedia española que se introduce, de verdad, en el universo millennial y ya hasta en el post-millennial.

4. La importancia de los (inesperados) cierres de capítulo

El conjunto de episodios de Mira lo que has hecho podría servir, en cierto sentido, para definir la sociedad española en 2018. Berto Romero y su familia es el hilo argumental que enfoca en cada entrega un contenido protagonista diferenciado, tomando el pulso a cotidianos contextos que el espectador ha podido vivir de una u otra manera. Aunque, además, es muy interesante la propuesta de narrativa visual que la serie utiliza para atraer la atención del público: con comienzos y finales de cada episodio diseñados con un contundente prisma tematizado, manteniendo una coherencia de línea gráfica pero, al mismo tiempo, reinventándose en cada capítulo. Así es la mejor televisión: la que huye del corsé y se adapta con creatividad a las necesidades de la historia, lo que propicia que el capítulo atrape al público hasta el último giro, a la espera de descubrir qué 'chimpún' se ha preparado, en este caso Mira lo que has hecho, para cerrar su trama. De hecho, el espectador tendrá que rebobinar algún 'chimpún' porque no dará crédito a lo que está viendo.

5. Serie de ver, llevar, compartir y comentar

Mira lo que has hecho, ya pensada para los nuevos consumos bajo demanda, se hace corta. Sólo son seis capítulos de 25 minutos. Muy fáciles de consumir. Lo que propicia que el espectador los pueda ver del tirón y que, incluso, se quede con ganas de más. Se trata del redefinido escenario televisivo, en el que las nuevas formas de emitir las series propician también tandas de episodios más breves para que exista posibilidad de dosificar el maratón seriéfilo en diferentes temporadas. Los parones de emisión entre etapas cortas son buenos para construir un nuevo chute de expectación en el espectador. Y Mira lo que has hecho tiene aún mucho que explorar tras sus seis primeros episodios, que con un primer visionado no sólo buscan la risa, también hacen pensar y, como consecuencia, propician debate entre su público potencial.

6. El humor sin emoción no existe

Mira lo que has hecho, escrita por Berto Romero, Rafael Barceló y Enric Pardo y dirigida por Carlos Therón, es una especie de comedia romántica comprometida con su tiempo. Una serie que va haciéndose fuerte a medida que avanzan sus capítulos y que recuerda una de las máximas de la mejor comedia, la que nos identifica, y que, tal vez, se estaba relegando en determinados ámbitos: el buen humor sin emoción no existe.

Ahora en portada

Comentarios