Consecuencias del desafío independentista 

Rajoy y Sánchez acuerdan convocar elecciones en Cataluña el próximo enero

Los comicios se celebrarán cuando el Gobierno active las medidas para intervenir el autogobierno

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en Moncloa.
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en Moncloa.

El PSOE ha anunciado esta mañana un acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy para convocar elecciones en Cataluña el próximo mes de enero. Los socialistas dan a conocer su pacto con Moncloa sólo un día después de que el Ejecutivo Central iniciase el procedimiento para la aplicación del Artículo 155 en la comunidad autónoma, a causa del desafío independentista lanzado por el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

La noticia la ha confirmado esta misma mañana la número cuatro de la formación socialista, Carmen Calvo, durante su intervención en Los Desayunos de TVE. Según ha explicado Calvo, los comicios se celebrarán una vez que el Ejecutivo ponga en marcha las medidas para intervenir el autogobierno catalán.

Precisamente el Gobierno se reúne mañana en Consejo de Ministros extraordinario en el que se aprobarán las decisiones relativas al 155 que deberá elevar después al Senado "a fin de proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña, y restaurar el orden constitucional en la Comunidad Autónoma", según explicaba ayer el documento publicado por Moncloa. La Cámara Alta deberá validar dichas medidas el próximo viernes, 27 de octubre.

El trámite en el Senado se pone en marcha

De momento, el Senado se prepara para tener todo listo. Su presidente, Pío García Escudero, convocará este sábado o el próximo lunes la Mesa de la Cámara en la que se debatirá y ordenará la aplicación del 155, una vez que el Gobierno le remita las medidas concretas que aprobará mañana.

De acuerdo con el Reglamento, la Cámara Alta requerirá de nuevo a Carles Puigdemont que presente las alegaciones que vea oportunas y que incluso nombre un representante que acuda al Senado a defender su posición. La presencia del líder de la Generalitat sería novedosa, puesto que no quiso acudir a la reunión de la Conferencia de Presidentes en enero, y sin embargo, pidió después una sala para ofrecer una conferencia en la que defender la convocatoria de un referéndum de independencia.

El Senado rechazó la solicitud, pero a cambio le propuso organizar una sesión de la citada Comisión General para que se explicase y pudiera además debatir con el resto de presidentes autonómicos y con el Gobierno. Puigdemont rechazó esa posibilidad.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios