Jueves, 18.10.2018 - 22:57 h
Se pasan a "la oposición"

La CUP tacha de autonomista el discurso de Turull y da por finiquitado el 'procés'

Turull no ha logrado los apoyos para la mayoría absoluta y ser elegido presidente de la Generalitat tras las abstenciones de la CUP.

El candidato de Junts per Catalunya (JxCat) , Jordi Turull, al comienzo de su discurso ante el pleno del Parlament (EFE/Alberto Estévez)
El candidato de Junts per Catalunya (JxCat) , Jordi Turull, al comienzo de su discurso ante el pleno del Parlament (EFE/Alberto Estévez)

El circo en el que se ha convertido la realidad política catalana ha subido un nuevo escalón este jueves, con la sesión de investidura convocada por vía exprés por Roger Torrent para tratar de hacer president a Jordi Turull.

Tal y como habían anunciado, desde la CUP no han querido dar sus votos a Turull (JxCat), exigiendo un proyecto de república en el programa de gobierno.  Turull no ha logrado así los apoyos necesarios para alcanzar la mayoría absoluta y ser elegido presidente de la Generalitat en primera votación, debido a las cuatro abstenciones de la CUP y los votos en contra de Ciudadanos, PSC, los comunes y el PPC. 

El diputado de la CUP Carles Riera ha criticado con dureza lo que ha considerado "discurso autonomista" del candidato Turull, y ha advertido de que su formación da por acabado el 'procés' y sus alianzas y pasa a la oposición.

En su intervención en el Parlament para posicionarse sobre el discurso de investidura hecho por Turull, Riera ha confirmado la abstención de la CUP en la votación y ha reprochado la estrategia de los partidos independentistas mayoritarios (JxCat y ERC) en los últimos meses.

Sobre la intervención de Turull, el diputado y portavoz de la CUP ha reconocido que le ha sorprendido porque, aunque lo podía respetar "desde la lógica antirrepresiva contra el Estado", esto "es un discurso de investidura autonomista, con propuestas neoliberales, no es un discurso republicano, sino del PDeCAT".

En consecuencia, ha apuntado, "damos por acabado el 'procés' y las alianzas" correspondientes, "y pasamos humildemente a la oposición, combatiendo al Estado pero también el autonomismo, desde la calle y desde nuestros escaños". 

Quinto candidato fallido 

Jordi Turull se convertirá  en el quinto candidato a la Presidencia de la Generalitat que no logra ser investido en la primera votación porque le preceden con la misma situación los expresidentes Jordi Pujol dos veces (1980, 1995) y Artur Mas otras dos (2010, 2015).

Desde la restauración de la democracia, cuatro veces un candidato ha tenido que recurrir a una segunda votación en el Parlament -Turull será el quinto-, mientras que en ochos ocasiones el candidato ha solventado la investidura a la primera.

Han logrado ser investidos a la primera Jordi Pujol cuatro veces (1984, 1988, 1992, 1999), tres de ellas porque tenía mayoría absoluta; una vez el socialista Pasqual Maragall (2003), y el también socialista José Montilla (2006), y Artur Mas en 2012 cuando tuvo el apoyo de ERC liderada por Oriol Junqueras.

La primera vez que un presidente de la Generalitat no logró ser investido ni en primera ni en segunda vuelta fue Artur Mas en 2015, cuando fue vetado por la CUP: perdió en 48 horas las dos votaciones por 62 votos a favor y 73 en contra.

Aquel veto le forzó a renunciar a la reelección y a situar a un candidato de urgencia un día antes de que finalizara el plazo para evitar elecciones: Puigdemont fue el elegido por Mas, y fue investido a la primera porque ya no había margen ni para una segunda votación.

La amenaza de la prisión

La segunda votación de Turull debería estar programada para el sábado, pero este viernes comparecerá -junto a otros líderes independentistas- ante el Tribunal Supremo: entre las medidas que podrían dictarse en su contra está su reingreso en prisión y su inhabilitación.

Si el reingreso en prisión se confirmara, se abriría otro escenario inédito en el Parlament: tener una segunda votación de investidura programada sin la posibilidad de que el candidato pueda acudir al hemiciclo.

Tanto los letrados de la Cámara como el Tribunal Constitucional (TC) se han pronunciado recientemente advirtiendo de que cualquier investidura debe pasar obligatoriamente por que el candidato esté presente en el hemiciclo.

De hecho, este posicionamiento de los letrados y del TC obligó al presidente de la Cámara, Roger Torrent, a aplazar el pleno de investidura hasta en dos ocasiones, cuando los candidatos eran Carles Puigdemont y Jordi Sànchez.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios