Martes, 17.10.2017 - 19:25 h

Las enmiendas de Sánchez 'liquidan' la ponencia marco de la Gestora

El equipo del secretario general electo ha modificado, añadido, sustituido o suprimido al menos 844 puntos de los 1.623 que tiene el documento de la Gestora. 

Las enmiendas de Sánchez eliminan las referencias al "peor resultado de la historia del PSOE" que venía en el texto aprobado. Borra también cualquier crítica a los populismos. 

Pedro Sánchez coordinará con la Gestora y el Grupo Socialista la posición sobre la moción de censura de Podemos

Pedro Sánchez no quiere dejar ni rastro de la Ponencia Marco que coordinaron Eduardo Madina y José Carlos Díez y que contó con 266 participantes. El texto sobre el que los socialistas definen la orientación política y orgánica del conjunto del partido para los próximos años ha sido enmendado por el equipo de Sánchez basado en la propuesta de programa con el que ganó las primarias. 

Ya en campaña criticó en varias ocasiones ese texto y ahora se han plasmado por escrito. En un documento de 72 páginas (un tercio de los 177 folios que tiene la Ponencia encargada por la Gestora) el equipo del secretario general electo ha modificado, añadido, sustituido o suprimido al menos 844 puntos de los 1.623 que tiene el documento que aprobó para su debate el Comité Federal el pasado uno de abril. Lo que quiere decir que cambia un poquito más de la mitad del texto a debatir. Son dos PSOE que siguen peleados por la abstención, por quién perdió más votos, por las propuestas económicas y por el modelo de partido. Hay doce enmiendas que suprimen en total hasta 109 artículos, además de cambiar de arriba a abajo la última parte de la Ponencia que hacía referencia al modelo de partido. La abstención sigue ahí

Las enmiendas cambian hasta el preámbulo. En vez de un proyecto de "país renovado" el documento de Sánchez propone "¿Por qué un proyecto socialdemócrata renovado?". El documento sanchista critica la tercera vía que iniciaron Tony Blair y Gerard Schöder a finales de los 90 en el que la socialdemocracia se moderó y empezó a entrar en grandes coaliciones con los conservadores.

Como no podía ser de otra manera, en la segunda página nos encontramos con la primera referencia a la abstención, aunque sin mencionarla. Habla de un fracaso debido a la forma en la que se ha gestionado la crisis tras las dos últimas elecciones en la "que el PSOE, al final, se limitó a dejar el camino expedito al PP, en unos momentos en que los españoles están especialmente sensibilizados ante las regresiones sociales y laborales, y los escándalos de corrupción que azotan al PP".

En el texto de la Ponencia realizado por la gestora se hacía referencia a la abstención del PSOE explicando que el partido asumió en solitario el desbloqueo institucional "evitando la amenaza" de unas terceras elecciones que no solo "no hubieran evitado un Gobierno del PP sino que, con toda seguridad, lo habrían reforzado."Los peores resultados de la historia no existen

Los dos PSOE se ven a lo largo de los dos documentos. La interpretación de los resultados electorales del PSOE ha sido uno de los motivos de discrepancia entre Sánchez y sus adversarios durante los últimos tres años, ya que estos le responsabilizaban de las derrotas.

Incluso su principal rival en las primarias, Susana Díaz, hizo de ello uno de los ejes de su campaña, mientras que el entorno de Sánchez pone el acento en los 4,5 millones de votos perdidos por Zapatero.

Es evidente que la Gestora y el Sanchismo hacen un análisis totalmente distinto de la realidad electoral. Mientras la Ponencia Marco hablaba de los "peores resultados electorales" de la historia en las dos últimas elecciones, las enmiendas presentadas por el equipo de Sánchez borran esa referencia y hablan de la intensa campaña mediática diseñada por "la derecha económica y política para hacer un “sándwich” al PSOE y forzar el “sorpaso” por Podemos.

En la nueva ponencia se destaca que no han logrado el objetivo de relegar al PSOE".  El equipo de Sánchez llega a hablar de ligera remontada, pese a perder 120.000 votos con una participación menor. Uno de los objetivos del documento es sacar pecho por haber evitado que Podemos le superara. No hay críticas a los populismos

El texto de la Gestora hacía una dura crítica a los populismos, de todo signo, en clara referencia a Podemos y pedía huir de ellos. "Es preciso evitar la polarización de la sociedad entre adversarios irreconciliables, como hacen las estrategias populistas, y buscar puntos de acuerdo y coincidencias que permitan ampliar el apoyo social y electoral a un proyecto de libertad, igualdad y cohesión social.", decía la Ponencia. Esas referencias han sido eliminadas.

El PSOE de Sánchez tiene dos adversarios: el capitalismo neoliberal actual, que considera "descarnado y socialmente insensible", y el conservadurismo del PP. Las únicas referencias a populismo en el documento presentado por Sánchez son al "naciente populismo neoproteccionista, a la emergencia de una extrema derecha descarnada y xenófoba que ya ha triunfado en los EEUU y que avanza posiciones en Europa". Ni rastro de los populismos de izquierdas que el texto de la Gestora citaba hasta en siete ocasiones. Derrocar al líder, misión casi imposible

El modelo de partido también divide a los dos textos. El documento de la Gestora se dedicaban 581 puntos al modelo de partido y la organización. Sánchez hace aquí una enmienda a la totalidad y revisa directamente todo el texto y lo sustituye por el suyo con el que se presentó a las primarias.  

En la Ponencia Marco se hablaba de que el los socialistas quieren seguir mejorando la democracia representativa "con la participación ciudadana en los procesos de toma de decisiones, en la apertura de las listas electorales, en la transparencia y la rendición de cuentas".

A todo esto, Sánchez añade la exigencia de que la militancia no solo elija a los líderes sino también decida sobre los pactos postelectorales.  Sánchez propone además ampliar las primarias abiertas para el candidato de los Ejecutivos autonómicos, así como a las alcaldías y la cabeza de lista al Parlamento Europeo. La propuesta recoge lo que pedía Patxi López de celebrar las primarias para elegir líder a doble vuelta. 

Sánchez además pone las reglas para que no se vuelva a repetir la caída de un secretario general como ocurrió en octubre. La revocación o censura de un Secretario General requerirá ser motivada y acordada por un mínimo del 51% de votos del Comité Federal u órgano equiparable a otro nivel territorial y deberá ser aprobada por la militancia en una consulta. Las Gestoras tendrán un mandato limitado a 90 días como máximo y tendrán como única misión organizar primarias para elegir un nuevo líder del partido. 

"Intentamos poner los puntos sobre las íes sobre la evolución electoral del partido", ha reconocido uno de los coordinadores del programa político de Sánchez, el economista Manuel Escudero, en la presentación de las 84 enmiendas que los 'sanchistas' quieren introducir en la ponencia elaborada por la gestora.

Ahora en portada

Comentarios