Miércoles, 18.10.2017 - 08:17 h

Abe promete "acciones concretas" junto a EEUU contra Corea del Norte tras su último lanzamiento

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha condenado este lunes el último lanzamiento de un misil por parte de Corea del Norte, prometiendo "acciones concretas" junto a Estados Unidos contra Pyongyang.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión japonesa NHK, Abe ha recodado que en la última cumbre del G-7 se acordó que "el problema de Corea del Norte es una prioridad para la comunidad internacional".

Así, ha indicado que "no se puede perdonar" a Corea del Norte por "sus continuadas acciones provocativas", asegurando que Tokio "juntará sus manos con Corea del Sur y otros miembros de la comunidad internacional" y que "mantendrá un alto nivel de alerta para garantizar la seguridad de su población".

Previamente, las autoridades japonesas habían confirmado que el misil ha impactado dentro de su Zona Económica Exclusiva, agregando que voló a baja altitud.

Asimismo, el Ejército de Corea del Sur había afirmado que el misil cubrió una distancia de 450 kilómetros, apuntando a que se trataría de un Scud, tal y como ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Por su parte, el Mando del Pacífico de Estados Unidos (USPACOM) ha afirmado que el misil sería de corto alcance, detallando que monitorizó su recorrido durante seis minutos hasta que impactó en el mar de Japón --también conocido como mar del Este--.

El lanzamiento ha tenido lugar una semana después de que el Ejército norcoreano lanzara un misil balístico de alcance intermedio, una prueba que fue descrita por el líder norcoreano, Kim Jong Un, como "perfecta".

Kim estuvo presente en el lanzamiento del misil, según la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA, que detalló que se trata de un misil balístico tierra-tierra de alcance intermedio de tipo 'Pukguksong-2'.

El Gobierno de Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas nucleares y balísticas en los últimos años que han reavivado la tensión en la península de Corea.

En respuesta, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dado por terminada la era de la "paciencia estratégica" y ha amenazado incluso con una intervención militar.

Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios