Un invento sin igual

La última 'arma' de China: un purificador gigante para descontaminar el aire 

Una chimenea de 60 metros de altura ya funciona en Xian filtrando las partículas nocivas e inyectando aire limpio en el cielo. 

Fotografía del purificador de aire urbano de China.
El purificador de aire urbano de China. / IEECAS.

Una chimenea de 60 metros de altura se alza entre un mar de edificios
de gran altura en Xian, una de las ciudades más contaminadas de
China, con el objetivo de limpiar el aire. El sistema purificador de aire exterior, impulsado por el Sol, filtra las partículas nocivas e inyecta aire limpio en los cielos. Según un comunicado de la Academia de Ciencias de China, que cita a Nature, los científicos que diseñaron el prototipo dicen que el sistema podría reducir significativamente la contaminación en las áreas urbanas de China y otros lugares.

Los primeros resultados, que aún no se han publicado, son prometedores, dice el líder del proyecto, Cao Junji, químico del Laboratorio Clave de Química y Física de Aerosoles de la Academia China de Ciencias en Xian, China central.  Otros investigadores incluyen a David Pui en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos y Wenquan Tao en la Universidad Xi'an Jiaotong, China.

"Esta es ciertamente una idea muy interesante", dice Donald Wuebbles, un científico atmosférico de la Universidad de Illinois en UrbanaChampaign, que ha oído hablar del sistema pero no lo ha visto en acción. "No tengo conocimiento de que alguien más haga un proyecto como este", señala.

El prototipo también llamó la atención del presidente de la Academia de Ciencias de China, Bai Chunli, que visitó el sitio el mes pasado. Cao dice que los líderes chinos están ansiosos por encontrar soluciones innovadoras a la contaminación del aire porque crea un problema de salud pública generalizado.

Cao ha presentado una propuesta para otra torre de 300 metros en Xian. También está negociando propuestas con ciudades en Pekín, Hebei y Henan.

Efecto acumulativo

La chimenea de concreto se encuentra encima de una gran estructura abierta con techo de vidrio. La radiación solar que golpea el vidrio
calienta el aire y hace que se eleve hacia la base de la torre. Luego, el aire pasa a través de una pared de filtros industriales antes de
hinchar la chimenea. El sistema está inspirado en plantas de energía renovable que generan electricidad a partir del calor solar.

"Este es un prototipo muy bien diseñado y bien hecho", dice Renaud de Richter, ingeniero químico de la Ecole Nationale Supérieure de
Chimie de Montpellier, que ha trabajado en torres de energía solar.
Richter dice que el éxito de Cao podría ayudar a convencer a los
inversores para que respalden otras aplicaciones basadas en el flujo
de aire a través de la energía solar a través de las chimeneas, una
tecnología conocida como corriente ascendente solar.

Cao eligió un momento de pico de contaminación invernal para realizar su primera prueba de los filtros de aire de los sistemas durante dos
semanas en enero. En la torre y en 10 estaciones de monitoreo en un área de 10 kilómetros cuadrados, colocó monitores que midieron material particulado por debajo de 2.5 micrómetros de diámetro, un tipo de contaminación que ha plagado las ciudades chinas.

Cao descubrió que la torre expulsa entre 5 y 8 millones de metros cúbicos de aire filtrado al día en invierno. Durante el período de estudio, los monitores de aire circundantes registraron una disminución del 19% en las concentraciones de las sustancias nocivas en comparación con los monitores en otras partes de la ciudad. Cao está preparando los resultados para la revisión por pares y dice que el impacto del prototipo fue local, por lo que propone crear complejos de media docena de chimeneas más grandes distribuidas alrededor de los centros urbanos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios