Miércoles, 22.01.2020 - 04:47 h
No logra levantar cabeza

Britney Spears sufre otra recaída: ingresa en un centro psiquiátrico de nuevo

La cantante estadounidense ha tomado la decisión de apartarse durante un tiempo en medio del grave estado de salud de su padre.

Britney Spears. FOTO: ARCHIVO/Bang
Britney Spears ha vuelto a ingresar en un centro de salud mental /Bang

Britney Spears 'lo ha vuelto a hacer' -parafraseando su canción 'Ops I did it again'-, pero en este caso, no se trata de ninguna frivolidad. La cantante ha recaído en sus problemas mentales y ha tenido que ingresar en un centro psiquiátrico. Así lo han adelantado medios estadounidenses, como 'Page Six', del 'New York Times', que señalan como causa la enfermedad que sufre su padre.

En concreto, Jamie Spears, el padre de la artista de 37 años, ha tenido que ser operado varias veces por los problemas de intestino y colón que ha sufrido, lo que ha provocado un declive en su salud y que su aspecto esté muy desmejorado. Según fuentes cercanas a la familia, esta enfermedad habría supuesto un varapalo para Britney, que está sufriendo mucho por su padre.

Si bien han querido dejar muy claro que esta vez nada tiene que ver con problemas con drogas o alcohol, como sucedió en el pasado, sino que está atravesando por "problemas emocionales muy difíciles". Y es que su padre es su gran apoyo -recordemos que se quedó con la custodia de la cantante cuando tuvo que ser ingresada al perder el control de su vida y de sus hijos- y le ha ayudado siempre a sacar adelante su carrera y a su familia, de ahí que esté devastada.

Todo parece indicar que permanecerá en este centro -del que no se ha facilitado el nombre- alrededor de un mes. Un tiempo en el que espera volver a reencontrarse consigo misma tras la gran presión a la que ha estado sometida desde que se detectó la enfermedad de su padre en noviembre pasado. La cantante dejó su residencia en Las Vegas -donde da conciertos semanales- y la grabación de su nuevo disco para cuidarlo. Britney ya dejó pistas de este ingreso este miércoles en su Instagram con un post en el que escribió "todos necesitamos tomarnos un poco de tiempo para nosotros mismos".

Ver esta publicación en Instagram

We all need to take time for a little "me time." :)

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

El 'juguete roto' de la industria discográfica

Con esta recaída, Britney muestra de nuevo lo frágil que sigue siendo tras pasar por sus peores momentos hace ya más de diez años. La cantante empezó de niña su carrera, como una de las estrellas del Club Disney, lo que le valió su primer contrato discográfico y que con solo 15 años grabase su primer CD. Su 'Baby One More Time' tuvo un éxito fulgurante y le colocó como la mayor estrella de finales de los 90 y principios del 2000.

Fue un el mayor icono de esa generación y alcanzó tal fama que pronto se vio sometida a una enorme presión por parte de todo lo que le rodeaba, pues muchos intentaron explotar al máximo su imagen. Por ello, Britney decidió romper con todo en 2004 y casarse en Las Vegas con un amigo de la infancia, Jason Allen Alexander, del que se tuvo que separar 55 horas más tarde. Este enlace ya dejó entrever los problemas que estaba atravesando la cantante, los cuales se hicieron totalmente evidentes unos años más tarde.

Al poco tiempo se casó con el bailarín Kevin Federline, empezando así una polémica relación con idas y venidas que se rompió solo dos años más tarde, cuando la pareja ya había tenido dos hijos. Ese fue el descenso a los infiernos de Britney, cuyos pasos eran seguidos por cientos de paparazzis cada día. Eso, y el consumo de alcohol y drogas, le hizo perder el control y protagonizar esa escena rapándose la cabeza delante de los fotógrafos que ha pasado a los anales de la historia.

Tuvo que ingresar en un centro psiquiátrico por un problema de bipolaridad, lo que le hizo perder la custodia de sus dos hijos y la suya propia, de la que se encargó su padre. Esos fueron sus peores momentos, de los que Britney resurgió como un ave fenix para volver a grabar nuevos éxitos unos años después. Si bien este nuevo ingreso deja claro que algo se rompió dentro de ella en esos años y que hoy en día todavía necesita ayuda para afrontar los problemas.

Así, una semana después de que Justin Bieber anunciara que deja la música para curar su depresión, otra estrella también se retira temporalmente por los mismos problemas. Artistas que tuvieron que crecer rodeados de éxito pero también de una enorme exigencia por ser los mejores, lo que les ha dejado graves secuelas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING