Lunes, 15.10.2018 - 11:15 h
Tras recoger su estatuilla a mejor actriz secundaria

Patricia Arquette ya reivindicó la igualdad para la mujer en los Oscars 2015

"A todas las mujeres que han dado a luz y pagan sus impuestos, ha llegado el momento de tener el mismo salario (que los hombres)", decía.

Arquette
 

Hace tres años Patricia Arquette ya levantó a Meryl Streep y Jennifer López de sus butacas para aplaudir cuando, estatuilla en mano, reivindicó la igualdad de derechos para la mujer delante de todos los asistentes a los Premios Oscars de 2015. 

Ya en 2018, en un año marcado por el movimiento a favor de las mujeres y para acabar con el acoso sexual en Hollywood, son muchos los discursos que se esperan en esa línea en una edición en la que la guinda sería que la primera mujer nominada en 90 años a la mejor dirección de Fotografía, Rachel Morrison por 'Mudbound' se llevara la estatuilla o lo hiciera Greta Gerwig, nominada en una categoría predominantemente masculina, la de dirección. Tanto que solo una mujer ha triunfado en 90 años, Katrhyn Bigelow.

Hollywood ha vivido meses tensos y convulsos con revelaciones durísimas y valientes de numerosas víctimas que, en muchos casos, se vieron respaldadas por los movimientos "Me Too" (Yo también) y "Time's Up" (Se acabó el tiempo) para romper su silencio.

Arquette reivindicó aquel 23 de febrero de hace dos años la "igualdad de derechos para la mujer" en un discurso preparado que leyó tras recoger la estatuilla de mejor actriz secundaria por 'Boyhood'. Se dirigió a la audiencia femenina para decirles: "A todas las mujeres que han dado a luz y pagan sus impuestos, ha llegado el momento de tener el mismo salario (que los hombres) y los mismos derechos para las mujeres en Estados Unidos". Sus palabras recibieron la ovación del patio de butacas, en especial de sus compañeras de profesión como Meryl Streep y Jennifer López, que secundaron vívamente el mensaje lanzado por Arquette.

Este año los Globos de Oro dieron el pistoletazo de salida en enero con una gala abiertamente política y reivindicativa en la que casi todos vistieron de negro y lucieron la frase "Time's Up". En la ceremonia, actrices como Nicole Kidman, Frances McDormand o Barbra Streisand dedicaron sus intervenciones a respaldar el feminismo, a mostrar su apoyo a la víctimas y a condenar la cultura machista.

Sin embargo, fue Oprah Winfrey, ganadora del premio honorífico Cecil B. DeMille, la más tajante esa noche al señalar a "los hombres poderosos y brutales" que han dominado el mundo durante mucho tiempo: "Su momento ha llegado. Se acabó el tiempo".

A partir de ahí, las alfombras rojas y los escenarios de los premios del cine, no solo en Estados Unidos, vieron diferentes señales o signos de protesta.

Así, los premios del Sindicato de Actores (SAG) contaron solo con mujeres como presentadoras, en los galardones BAFTA del cine británico se volvieron a ver los trajes de negro, en los Goya españoles se recurrió a un abanico como símbolo de reivindicación y en los César franceses se espera este viernes que las estrellas acudan con lazos blancos.

La atención se desplaza ahora hasta Los Ángeles, donde nadie duda de que en los Oscar habrá menciones a "Me Too" o "Time's Up", aunque por ahora no se sepa gran cosa acerca de una acción colectiva o de un plan concreto y orquestado.

El diario The New York Times aseguró la pasada semana, citando dos personas involucradas en "Time's Up", que este movimiento no pedirá en esta ocasión que los artistas se vistan de negro, aunque agradecerían que lleven pines con el lema del grupo.

Por otro lado, estas mismas fuentes apuntaron que están negociando con los productores de los Óscar una posible presencia de "Time's Up" durante el show, pero por ahora no se ha desvelado nada.

"Queremos que sea lo más entretenida posible: reverencial y respetuosa, pero también divertida y emotiva", dijo Jennifer Todd, una de las productoras de los Óscar, sobre cómo combinar los mensajes reivindicativos con el espectáculo en sí del cine.

Channing Dungey, la presidenta de ABC Entertainment que es la cadena que emite los Óscar, apoyó esa postura: "Definitivamente queremos honrar y respetar a 'Time's Up' y permitir que su mensaje sea escuchado", pero, precisó, sin eclipsar "a los artistas y las películas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios