Venía con el número de agosto y está agotado

¿Te quedaste sin la camiseta de Vogue? Aliexpress ya la vende todavía más barata

La publicación de moda ha roto los quioscos este verano con la camiseta que conmemora su 30º aniversario y que ya tiene imitaciones.

Vogue
La estilista Natalia Ferviú con la camiseta / Vogue

En 1988 llegaba a España la edición nacional de la revista Vogue, la considerada como la 'Biblia de la moda' en todo el mundo. La publicación americana, nacida en 1982 de la mano de Arthur Baldwin Turnure y que desde 1909 pertenece a la editorial Conde Nast ha sabido sobrevivir a más de 100 años gracias a la calidad de sus producciones, los profesionales con los que ha contado (y cuenta), considerados los mejores del sector, y su capacidad para anticipar tendencias y sentar norma sobre lo que se va a llevar cada temporada de una punta a otra del globo.

Una publicación que sentó su sede en nuestro país para traer parte de todo ese universo 'fashion' americano a una sociedad que en los 80 estaba ávida de novedades que vinieran de fuera. Ahora, en 2018, sigue siendo el totem del segmento de revistas de moda, pues es la líder del mercado con 705.000 lectores de media al mes, según el Estudio General de Medios (EGM) del periodo abril 2017/marzo 2018. En su versión digital, la revista dirigida por Eugenia de la Torriente cuenta con casi 700.000 lectores, 6,7 millones de seguidores en sus canales en redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest) y cerca de 6 millones de usuarios únicos, según los propios datos de Vogue.

Pero este verano ha querido dar el golpe de gracia con su número de agosto, quizá el que menos expectación provoca en todo el año, ya que es la antesala del esperado ejemplar de septiembre, todo un icono en la industria de la moda. Se trata del número más importante para Vogue en todo el año, el que más páginas tiene (más de 800 en algunos casos) y el que más cuesta realizar -de su preparación nació el famoso documental 'September Issue', donde se ve a la directora de Vogue USA, Anna Wintour, dándole forma durante meses con su equipo-. Su importancia reside en que lo que salga en sus páginas acabará siendo tendencia durante todo el año siguiente.

Por eso, a la edición de agosto apenas se le ha dado importancia tradicionalmente. Los reportajes, artículos y producciones de moda son de menor calidad y sus tamaño menor que el resto de meses, algo que, unido al hecho de que la mayoría de los lectores están de vacaciones, hace que sea el ejemplar que más desapercibido pasa en el año. Pero este año han querido romper esa tónica no con un número más trabajado, sino a través de un gancho para agotar las tiradas. Y parece que lo han conseguido.

La camiseta que Aliexpress ya ha copiado

Este año, agosto está quitando protagonismo al esperado número de septiembre gracias al regalo que Vogue ha incluido con la revista, una camiseta con su logo con la que conmemoran sus 30 años en España. Hay dos versiones, una con el logo en rojo y otra en negro, pero encontrar cualquiera de ellas es prácticamente 'misión imposible', porque el número está totalmente agotado

La revista salió a los quioscos el pasado 20 de julio -las cabeceras de moda siempre salen antes de que acabe el mes precendente- y en pocos días ya había volado de quioscos y centros que venden prensa. Algo a lo que han contribuido, como no podía ser de otra manera, las redes sociales, porque la camiseta ya se ha hecho viral y no hay influencer, blogger o 'fashionista' que no la luzca, sobre todo con el logo en color rojo.

VOGUE 💛

Una publicación compartida de Ana Sáez Chuecos (@anasaez___) el

La estilista Natalia Ferviú, conocida por su paso como jurado en el extinto programa de Telecinco 'Cámbiame', es la encargada de darle a la camiseta el 'glamour' necesario para convertirse en un 'must', pues Vogue la eligió a ella para encarnar diferentes looks con la prenda. El hecho de que haya tenido tanto éxito en redes sociales ha aumentado el deseo de los lectores por ella, que si no la compraron en su momento tampoco podrán conseguirla en la web de la revista, pues por ahí no se comercializa. 

Aunque no tienen todo perdido. Porque una de las páginas webs que más productos tienen en el mundo ya la ha 'copiado'. Hablamos de Aliexpress, 'el Amazon chino', un bazar online que tiene prácticamente de todo y que se ha hecho famoso por sus copias de casi cualquier cosa. La camiseta del 30º aniversario de Vogue España ya está disponible en esta web en diferentes colores y modelos que difieren de la original por diferentes precios según el vendedor, pero se puede encontrar desde los 3 euros hasta los 7. Teniendo en cuenta que la revista con la camiseta costaba en el quiosco 5 euros, es posible encontrarla en la web china por menos precios.

¿Limpieza de imagen?

Con esta camiseta, Vogue ha logrado tener más visibilidad que con ninguno de los números que lleva publicando en los últimos años, pues ya se sabe que es innegable el poder de las redes sociales para convertir algo en tendencia, y más si es una prenda de ropa. Además, ha vuelto a colocar su nombre en todas partes, una eficaz estrategia publicitaria que ha tenido un reducido coste. Y, lo mejor de todo, es que ha conseguido llegar a un público más joven que su target tradicional, lo que es imprescindible para que la revista siga siendo líder. 

Hay que tener en cuenta que, según la propia Vogue, su perfil de lector es una mujer con una edad media de 37 años que vive en entornos urbanos y tiene un poder adquisitivo medio-elevado. Su contenido siempre había mantenido algo alejados a los lectores más jóvenes, que ahora han comprado la revista con la excusa de la camiseta, la cual puede convertirles en lectores fieles. 

Además, esta campaña llega en un momento en el que la popularidad de la publicación en España había caído como la espuma. La pasada primavera saltó el escándalo después de que varias de las principales influencers españolas, encabezadas por Lovely Pepa (Alexandra Pereira) y Laura Escanes, denunciaran la existencia de varios hilos de conversación en el foro digital de la revista en las que se las insultaba, vejaba y amenazaba.

Esta especie de chat, que llevaba varios años activo y tenía miles de visitas, se hizo popular por las conversaciones sobre moda y estilo que en él se desarrollaban, pero también escondía todo tipo de comentarios sobre multitud de figuras públicas. En el caso de Lovely Pepa, ésta denunció que había más de 2.000 páginas con insultos hacia ella. Además, las influencers acusaban a Vogue de permitir que se vertieran estos comentarios sin control solo para tener más visitas.

De la Torriente reaccionó rápidamente y cerró de inmediato el foro, sin medias tintas, además de reunirse con Lovely Pepa para pedirle disculpas en primer persona. Si bien estos gestos no fueron suficientes y muchos seguidores de estas figuras se alejaron de la publicación con estas denuncias. Un distanciamiento que la famosa camiseta del 30º aniversario parece haber puesto fin. Al menos, en las redes sociales. Vogue ha conseguido ser la protagonista de los looks de verano.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios