Para evitar rebrotes

Viajeros en cuarentena: ¿Hace Sanidad un seguimiento a los recién llegados?

El confinamiento obligatorio para toda persona que llegue al país durará hasta el fin del estado de alarma, el próximo 21 de junio. 

Viajeros coronavirus Barajas
Viajeros coronavirus Barajas
Europa Press

El pasado 12 de mayo se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la orden que obliga a todos los viajeros que entran en España a permanecer catorce días en cuarentena para evitar potenciales contagios de la Covid-19, una medida que los países vecinos como Francia y Reino Unido implementaron tras el anunció de las autoridades españolas y que, según ha confirmado el ministro de Sanidad Salvador Illa, durará hasta el final del estado de alarma. Sin embargo, a medida que avanza la desescalada, se acerca la "nueva normalidad" y el país se abre cada vez más a los extranjeros y al turismo el seguimiento que debe realizar Sanidad a los extranjeros que cumplen la cuarentena se convierte en otro factor clave para evitar una segunda ola de contagios.  

Según dice el BOE, durante las dos semanas de confinamiento obligatorio estas personas deben "permanecer en su domicilio o alojamiento" y limitar sus desplazamientos a la compra de alimentos, medicamentos o asistencia sanitaria, como si permanecieran en la fase 0. Además, durante el vuelo deben rellenar un formulario en el que es necesario aclarar el motivo del viaje y en el que se comprometen "a realizar cuarentena domiciliaria durante los 14 días posteriores a la entrada en España, realizando una auto vigilancia de los síntomas del coronavirus".

En el documento se especifica también que en caso de presentar algún síntoma se deben poner en contacto con las autoridades sanitarias y desde el Ministerio afirman que "se les realizará un seguimiento telefónico aleatorio" dependiendo de las características de cada caso. El regreso de Daniel, un joven sevillano al que la pandemia le 'sorprendió' en Bélgica, encaja entre lo que desde el Gobierno consideran un caso de riesgo. Su viaje comenzó en Bruselas, donde tomó un tren de una hora y media hacia París para coger un avión. "Al llegar al aeropuerto lo que  más me sorprendió fue que no había nadie y solo habían cinco vuelos programados para el día", cuenta a La Información. "El control de seguridad estaba vacío y una vez lo pasé me hicieron un test rápido de Covid para el que tuve que esperar alrededor de 20 minutos". 

Vuelos desde Bruselas a España coronavirus
El 29 de mayo solo salieron cinco vuelos desde el aeropuerto de Bruselas. 
Imagen cedida

Una vez la prueba dio negativo, Daniel se acercó a la puerta embarque y abordó el avión de Vueling con destino a Barcelona. Cuando llegó a Cataluña, las autoridades le realizaron otro test pese a que les aseguró que ya le habían hecho uno en París. Otro negativo y siguiente vuelo con destino a Sevilla. Al llegar a su destino final, la Guardia Civil lo entrevistó, le preguntaron si había estado en contacto con algún infectado  y le dieron un papel con todas las instrucciones para la cuarentena y un número de contacto. En ese momento le confirmaron que Sanidad se iba a poner en contacto con él en los próximos días y así lo hicieron. 

Desde el 29 de mayo, Daniel ha recibido tres llamadas del Ministerio. "Soy de alto riesgo de contagio porque tuve que tomar un tren y dos aviones para llegar a Sevilla", añade. Desde ese día el joven ha obedecido las órdenes y no ha salido de su casa más que para visitar a su abuela, que requiere de cierta asistencia. "En cada llamada me preguntan cómo estoy, si tengo algún síntoma y me recuerdan que no debo salir de casa a menos de que sea necesario". El próximo sábado se cumplen los 14 días desde que llegó a España y se eliminan las restricciones impuestas tras su viaje. 

Sin embargo, no todos han tenido que pasar por las pruebas de Sanidad. Uxue regresó a España en mayo tras pasar más de seis meses en Dublín. Para ella el viaje fue más sencillo y su cuarentena, aunque estricta, no estuvo bajo la lupa del Ministerio. "No salí de mi habitación más que para ir al baño. Me traían la comida y evitaba tocar cosas en casa", cuenta la joven. "Lo hice más para proteger a mi familia". Y una vez transcurridos los días se incorporó a la 'normalidad' de su casa en tiempos de desescalada. 

Otros como María, que ha compartido su experiencia en redes sociales, critican la actuación del Ministerio. "Hace dos días cumplí mi cuarentena obligatorio después de venir de Estados Unidos, pasando por Alemania y Madrid hasta llegar a Valencia", señala en la publicación. "Transcurrido este tiempo todavía estoy esperando que Sanidad contacte conmigo para realizar ese 'seguimiento activo', el no control a los ciudadanos españoles que recorremos medio mundo para volver a casa resulta en nuevos contagios", critica.

Así, España se acerca a la llegada del turismo alemán a Baleares y pese a que los extranjeros no tendrán que asilarse, desde el Ministerio seguirán realizando pruebas constantes a los casos de riesgo para evitar nuevos brotes. La llegada del turismo es esencial para reactivar la economía pero el seguimiento de los recién llegados también será clave para evitar un retroceso en la desescalada. 

Mostrar comentarios