Planificar el futuro

'Baby boomers' sin ahorros suficientes para la jubilación: cómo conseguirlos

Solo un 6% de los ciudadanos nacidos entre 1957 y 1977 cree disponer de ahorros para afrontar las necesidades que puedan surgir durante el retiro.

Los planes de pensiones son los productos más populares de ahorro para la jubilación.
Los planes de pensiones son los productos más populares de ahorro para la jubilación.
©[dragana991 de Getty Images] a través de Canva.com.

La jubilación se acerca para la generación del 'baby boom', aquellos ciudadanos que nacieron entre 1957 y hasta 1977. Actualmente, hay 7,7 millones de trabajadores en España con edades entre los 45 y los 59 años, según los datos de la Seguridad Social. La mayoría piensa que tendrá que jubilarse más tarde y que recibirá una pensión menor.

Así se desprende de la X Encuesta Instituto BBVA de pensiones, donde se recalca el problema que supondrá la retirada de esta generación para el sistema público de pensiones. La encuesta revela también que uno de cada dos 'baby boomers' carece de ahorros para la jubilación. Otro 41% sí tiene ahorros, pero ignora si serán suficientes. Únicamente un 6% cree disponer de ahorros para afrontar las necesidades que puedan surgir durante el retiro.

El futuro no es nada halagüeño. Con la hucha de las pensiones casi vacía, el Gobierno ha acordado con los sindicatos un aumento de las cotizaciones sociales con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema público. Sin embargo, los expertos en pensiones creen que no será suficiente para afrontar el gasto que suponen estas prestaciones. 

La necesidad de planificar la jubilación

Si antes ya se era necesario complementar la pensión pública con unos ingresos adicionales si se quería mantener el mismo nivel de vida que antes del retiro, ahora resulta vital. Una buena planificación de la jubilación es fundamental para prevenir los imprevistos que puedan surgir. Finect cuenta con un escaparate de productos para invertir de cara a la jubilación, donde los usuarios pueden ver información, analizar y comparar entre diferentes opciones para escoger aquella que mejor se adapte a sus circunstancias.

Los expertos coinciden en que la planificación de la jubilación debe empezarse lo antes posible. Cuanto más joven sea la persona que quiere empezar a ahorrar de cara a la jubilación mayor riesgo puede asumir. Además, al disponer de un largo plazo, conseguirá mayores rentabilidades sin tener que hacer un esfuerzo muy grande en su bolsillo. Los asesores financieros recomiendan empezar con un ahorro del 10% de los ingresos para la jubilación, aunque este porcentaje se elevará en función de la edad y de la evolución de la situación económica. Lo más importante es destinar una cantidad fija mensual nada más recibir el sueldo. Así se genera un hábito de ahorro.

El plan de pensiones no es el único producto disponible

Cuando se habla de prepararse para la jubilación, muchos ciudadanos piensan automáticamente en los planes de pensiones. Se trata de un producto de ahorro a largo plazo muy conocido por los españoles cuyo objetivo es generar un ahorro del que disponer al retirarse de la vida laboral. En la actualidad hay 7,4 millones de ciudadanos que son partícipes de planes de pensiones individuales.

Uno de los planes de pensiones más demandados es el BBVA Telecomunicaciones, que invierte en activos de empresas del sector de las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías. Gracias al boom bursátil de las empresas tecnológicas, se ha convertido en el plan de pensiones más rentable de España a 10 años. En concreto, ha logrado una ganancia media anual del 19,22% en la última década y del 33,10% en los últimos tres años.

Estos productos financieros han gozado de mucha popularidad en los últimos años. Sin embargo, cada vez hay más alternativas en el mercado que pueden resultar más interesantes que los planes de pensiones. Sobre todo si se tiene en cuenta que el Gobierno ha puesto en marcha un nuevo recorte en los beneficios fiscales de los planes de pensiones individuales al considerar que favorecen a los ciudadanos con mayores rentas. Los presupuestos rebajan el capital máximo a desgravar desde los 2.000 euros actuales a los 1.500 euros a partir de enero.

Una de las alternativas más conocidas para invertir de cara a la jubilación son los fondos de inversión. Estos productos financieros permiten invertir en una cartera formada por activos de varias compañías o emisores, lo que permite diversificar el riesgo. Los fondos de inversión suelen tener rentabilidades más elevadas y, sobre todo, se pueden rescatar sin esperar a la jubilación.

Un ejemplo es el fondo de inversión Cobas Selección, el producto financiero estrella de la gestora capitaneada por Francisco García Paramés, que busca obtener una rentabilidad sostenida en el tiempo aplicando un estilo value investing (inversión en valor, en castellano). Esta filosofía de inversión consiste en seleccionar activos de calidad a un precio por debajo de su valor intrínseco o real y con un alto potencial de revalorización. A lo largo del año, ha conseguido una rentabilidad del 30%.

Otros productos que han llegado más recientemente al mercado son los roboadvisors, como Indexa Capital, Finizens o MyInvestor. Se trata de gestores automatizados que permiten tener una cartera diversificada, adaptada al perfil del cliente en función de unos algoritmos. Los usuarios no tienen que preocuparse por sus inversiones, ya que este robot se ocupa de ellas. Finect cuenta con un escaparate de los mejores roboadvisors donde se pueden comparar las diferentes opciones existentes.

Se opte por una opción o por otra, lo más importante es empezar a preparar la jubilación y hacerlo lo antes posible. Si se lleva a cabo una buena planificación, los ahorros podrán servir para hacer frente a los problemas del futuro como una situación de dependencia o una estancia en una residencia. Cuanto más tarde se decida empezar a ahorrar, más esfuerzo habrá que hacer para lograr complementar la pensión pública. 

Mostrar comentarios