Viernes, 10.04.2020 - 05:27 h
Crisis covid-19

Cómo evitar el impago de los préstamos personales por la crisis del coronavirus

Desde Helpmycash, explican cómo aplazar el pago de las cuotas de nuestros préstamos personales y qué requisitos hay para ello. 

Fotografía de archivo: dinero
Cómo evitar el impago de los préstamos personales por la crisis del coronavirus / Canva

La crisis económica causada por la pandemia ha dejado a muchas familias en España con sus ingresos reducidos o suspendidos durante un tiempo indefinido. Esta reducción de los ingresos está causando grandes estragos, siendo el pago de las cuotas de los préstamos personales uno de ellos.

El Gobierno todavía no se ha pronunciado sobre medidas especiales para que particulares puedan hacer frente a este tipo de gastos, algo que sí ha hecho con las hipotecas tras aprobar una moratoria del pago de esos préstamos. Pero, independientemente de si el Gobierno lanza o no medidas extraordinarias, existe una alternativa a la que podemos optar para evitar caer en un impago, nos explica el comparador HelpMyCash.com, y aplazar el pago de las cuotas de nuestros préstamos personales.

¿Se puede pedir una moratoria para un préstamo personal?

Actualmente, solo BBVA ha anunciado que concretará en los próximos días la facilidad de moratoria para los préstamos personales a particulares con un plazo de hasta seis meses, por lo que sus clientes podrán negociar con la entidad esta alternativa si se han visto afectados económicamente por la pandemia. El resto de entidades todavía no se han pronunciado, por lo que es previsible que por el momento no podamos acogernos a esta alternativa. Esta medida por ahora solo está disponible en la mayoría de las entidades para los préstamos hipotecarios, pero tenemos una alternativa bastante similar: la carencia.

La diferencia principal entre la moratoria y la carencia es que en la primera el crédito se interrumpe, no se pagan las cuotas y no se generan intereses durante esos meses. En cambio, con la carencia, aunque podremos pausar las cuotas, se seguirán generando intereses, por lo que el préstamo se encarecerá.

En qué consiste la carencia de un préstamo personal

La carencia es la alternativa más útil para una situación como esta si la moratoria está fuera de nuestro alcance. Una carencia consiste en no pagar las cuotas de los préstamos o abonar únicamente los intereses durante un plazo determinado previamente con el banco. Esta opción nos permite conseguir unos meses de descanso hasta volver a equilibrar nuestra economía.

Para solicitarlo no existe un procedimiento establecido, por lo que será cuestión de negociar con nuestra entidad. Actualmente prácticamente todas las entidades han puesto a disposición de sus clientes vías telemáticas de contacto para poder operar a distancia, por lo que la negociación y el envío de documentos podrá hacerse sin saltarnos la cuarentena.

Esta alternativa tendrá dos costes asociados. Por un lado, aunque no todas las entidades lo aplican, podrán cobrarnos una comisión por cambio del contrato. Por el otro, deberemos tener en cuenta los intereses de más generados. Una carencia alargará el plazo de reembolso y se generarán intereses durante el tiempo que no estemos pagando, la principal diferencia frente a una moratoria, lo que hará que el total a pagar sea mayor. Para saber cuánto de más pagaremos, simplemente debemos restar el total por pagar de nuestro préstamo actual con el total por pagar del nuevo crédito con carencia.

¿Qué requisitos debo cumplir para acogerme a esta opción?

Aunque en principio esta alternativa está abierta para cualquier cliente. Es probable que, debido a esta situación extraordinaria, nos pidan justificar mediante algún documento oficial una rebaja o suspensión de nuestros ingresos para poder acogernos a esta medida. De todas maneras, los bancos analizarán cada situación individualmente de acuerdo con sus políticas de riesgo y la situación actual para darnos la aprobación.

De todas maneras, a ninguna entidad le interesa que sus clientes caigan en un impago, por lo que es importante tenerlo en cuenta a la hora de negociar nuestra situación.

Como los bancos todavía no tienen ningún protocolo fijado, el comparador financiero HelpMyCash.com ha lanzado una iniciativa a través de su foro de préstamos personales para que los clientes conozcan los procedimientos y las opciones que ofrece cada entidad y la experiencia del resto de los usuarios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING