España contará con casi un millón de hogares más en 15 años y uno de cada tres estará habitado por una sola persona

Según esta estimación, en 2031 el número de hogares unipersonales sobrepasaría los 5,5 millones, el 28,6% del total, lo que supone un incremento del 19,8% respecto a principios del año 2016. Así, el número de personas que viven solas pasaría de representar el 9,9% de la población total en 2016 al 12% dentro de 15 años.

Si bien, los hogares formados por dos personas seguirían siendo el tipo más frecuente en 2031 (el 32,1% del total) alcanzando los 6,1 millones, un 10,2% más que en la actualidad. Por el contrario, los hogares con tres, cuatro y cinco o más personas mantendrían tasas de crecimiento negativas a lo largo del periodo 2016-2031, siendo los de cinco o más personas los que más decrecerían, pasando de 1,05 millones en 2016 a 789.363 en 2031 (un 24,8% menos).

En total, la población residente en viviendas familiares descendería en 653.436 personas (un 1,4%). Esto se debe a la reducción del número de personas que viven en cada hogar, que pasaría de los 2,5 miembros por hogar actuales a los 2,35 en 2031. La cifra ha caído progresivamente en la última década y dista de los cuatro miembros por hogar que había de media en 1970.

Por comunidades autónomas, el número de hogares aumentaría en todas ellas a lo largo de los próximos 15 años, excepto en Asturias, donde descendería un 4,3%; Castilla y León (3,7% menos), Cantabria (1,2%) y País Vasco (0,4%). Los mayores crecimientos en el número de hogares se registrarían en las ciudades autónomas de Melilla (27,6%) y Ceuta (16,4%), seguidas por Canarias (15,3%) y Madrid (11,1%).

El tamaño medio del hogar a lo largo del periodo 2016-2031 disminuiría en todas las comunidades, salvo en las Islas Baleares. Los mayores descensos se producirían en Galicia y en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta, mientras que los descensos más moderados se darían en Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana.

En cuanto al porcentaje de hogares unipersonales, Asturias se situaría a la cabeza, donde representarían un 34,2% del total, seguida de Castilla y León (33,2%) y Comunidad Foral de Navarra (32,4%). La ciudad autónoma de Melilla sería el único territorio en el que el porcentaje de hogares de una persona no alcanzaría el 20%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios