Dos décimas menos que EE UU

El PIB de la eurozona creció un 2,3% en 2017 mientras España lo hizo al 3,1%

Eurostat rebaja dos décimas la estimación pública de febrero y destaca la aportación de las exportaciones y del capital bruto.

Estonia fue el país de la eurozona que más creció hasta un 2,2%.
Estonia fue el país de la eurozona que más creció hasta un 2,2%. / EFE

La economía de la eurozona creció un 2,3 % durante 2017 con respecto a 2016, cuando el incremento fue del 1,8 %, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) la subida fue del 2,4 % frente al 2 % de un año antes, según los datos que Eurostat ha hecho públicos este miércoles. Por lo que a España se refiere, el PIB aumentó un 0,7 % en el cuarto trimestre comparado con el tercero y un 3,1 % en términos interanuales.

De esta forma, se corrigió a la baja el dato de la segunda estimación publicado el pasado 14 de febrero, según el cual el PIB de los Veintiocho y los diecinueve países que comparten la moneda única había crecido en 2017 un 2,5 %.

Durante el cuarto trimestre del año pasado, tanto la economía de los países del euro como la de toda la UE anotaron aumentos del 0,6 % en comparación con los tres meses previos. Entre julio y septiembre, el PIB había experimentado alzas del 0,7 % en ambos espacios.

Estados Unidos, alza del 2,5%

Entre octubre y diciembre de 2017, la economía de Estados Unidos creció un 0,6 % con respecto al tercer trimestre, cuando la subida fue del 0,8 %. Si se realiza la comparación interanual, el PIB de la primera potencia mundial se elevó un 2,5 % frente al último trimestre de 2016.

En términos interanuales, la economía del área del euro registró una subida del 2,7 % con respecto al cuarto trimestre de 2016 y del 2,6 % en la Unión Europea, tras un alza del 2,7 % en ambos espacios desde julio hasta septiembre.

Por países, los mayores incrementos se produjeron en Estonia (2,2 %), Eslovenia (2 %) y Lituania (1,4 %) en el cuarto trimestre del año pasado frente a los tres meses anteriores, mientras que Grecia y Croacia (0,1 %), así como Italia y Letonia (0,3 %) tuvieron las menores cifras.

El capital tira más que el consumo

Por componentes, desde octubre hasta diciembre de 2017 el gasto de consumo final de los hogares se incrementó un 0,2 % en la eurozona y un 0,3 % en los Veintiocho, después de experimentar alzas del 0,3 % y 0,4 % respectivamente en el trimestre anterior.

Además, la formación bruta de capital fijo creció un 0,9 % en ambas áreas, tras caer un 0,2 % en los socios del euro y crecer un 0,2 % en la UE.

En cuanto a las exportaciones, aumentaron un 1,9 % en los diecinueve países de la moneda única y un 1,7 % en todo el club comunitario, después de subir un 1,6 % y un 1,3 % desde julio hasta septiembre, mientras que las importaciones se incrementaron un 1,1 % en la eurozona y un 1,3 % en la Unión, tras las alzas del 0,6 % en los dos espacios.

La contribución del gasto de consumo final de los hogares fue positiva en los países del euro y en el conjunto del club comunitario, con 0,1 y 0,2 puntos porcentuales, al igual que la de la formación bruta de capital fijo (0,2 puntos porcentuales en ambos espacios).

La balanza comercial también tuvo un impacto positivo, pero la aportación de los cambios en los stocks  fue negativa en la eurozona y neutral en el conjunto de la Unión Europea.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios